Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lalín es el primero de los grandes concellos con un mayor porcentaje de viviendas vacías

Sus 3.307 hogares desocupados representan casi tres de cada diez | En Deza y Tabeirós-Montes existen 8.652, que suponen el 20% del total | Silleda es el segundo municipio de las comarcas con la incidencia más elevada

Grupo de viviendas en la parroquia lalinense de Zobra. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Ningún municipio gallego de primera categoría tiene un mayor porcentaje de viviendas vacías que Lalín, donde están desocupadas el 28,19% de sus 11.731 inmuebles residenciales, o lo que es lo mismo un total de 3.307. En este censo elaborado el pasado mes de junio por la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegain) se incluyen todo tipo de hogares; es decir, los de reciente construcción y que no tienen inquilinos y los del rural. La despoblación de las aldeas emerge como uno de los principales problemas para preservar el parque inmobiliario gallego y Deza y Tabeirós-Montes no son una excepción. La patronal apunta a que de las más de 5.000 casas unifamiliares del rural repartidas por la geografía gallega actualmente dentro del circuito de comercialización la mayoría –el 78%– necesitan una rehabilitación o reforma.

Retomando el análisis de la situación entre los 23 ayuntamientos gallegos de más de 20.000 habitantes, ninguno de ellos muestra una tasa de viviendas vacías como la de Lalín. En primer lugar hay que indicar que en A Estrada son 2.050 del total de 11.264, dato que supone el 18,2 por ciento, diez puntos menos que la cabecera comarcal dezana. En la provincia de Pontevedra la relación de municipios y su porcentaje de hogares desocupados es el siguiente: Cangas (19,2), Marín (16,6), Pontevedra (17,4), Vilagarcía (23,3), Redondela (13,5), Vigo (12,9), O Porriño (17,1) y el 18,5 por ciento en Ponteareas. En las ciudades de Lugo y Ourense la proporción es del 20,7 y el 21,7 % respectivamente. En la provincia coruñesa los resultados son los que se citan a continuación: Carballo (22,1), Arteixo (22,2), Ribeira (23,1), A Coruña (14,2), Cambre (15,87), Culleredo (19,9), Oleiros (14,4), Ferrol (19,7), Narón (15,8), Ames (23,2) y Santiago de Compostela (16,9).

Si dejamos a un lado la situación de los principales concellos gallegos, donde figuran las dos cabeceras comarcales, y vemos cómo están las cosas en la zona llama la atención que Silleda es el segundo municipio con mayor porcentaje de hogares sin residentes. El censo oficial elaborado por la patronal autonómica inmobiliaria apunta a que en Trasdeza hay 5.201 viviendas, de las que 1.129 no tienen moradores (23,44%). Este dato supone que la localidad se sitúe ligeramente por encima de la media que arroja Deza y Tabeirós-Montes, donde de sus 41.874 inmuebles residenciales, están vacíos un total de 8.652. Por debajo de esta proporción se colocan el resto de los territorios de las dos comarcas. En Vila de Cruces no hay gente en 657 de sus 3.493 hogares (18,8%) mientras que en Rodeiro están en idéntica situación 299 casas del total de 1.541; es decir, el 19,4 por ciento. La proporción en Agolada desciende hasta el 13,4%, pues permanecen sin ocupar 232 de 1.724. Y en Dozón hay 81 vacías dentro de un censo total de 570 (14,1%). En Forcarei son 460 de 2.600 (17,69) y en el concello fusionado la patronal ofrece los datos por separado. En el núcleo de Cotobade le constan 238 residencias sin ocupar dentro de un parque absoluto de 2.561 (9,3%) y en Cerdedo la proporción es del 9,1 por ciento sobre un total de 1.189; por lo tanto, son 109 las viviendas vacías.

En la valoración que Fegein realiza de este escenario cabe destacar que solo el 1,5% de los inmuebles desocupados existentes en Galicia se encuentran en el circuito de comercialización y en la comunidad autónoma hay 340.500 pisos y casas vacías. Los precios medios por metro cuadrado de los inmuebles residenciales por provincia oscilan entre los 300 euros de Ourense y los 800 de Pontevedra. En la de Lugo el promedio del valor es de 425 euros y hasta 600 en la de A Coruña.

La patronal inmobiliaria pide bonificaciones en el ICIO

La patronal inmobiliaria muestra su preocupación ante la incapacidad de los ayuntamientos de “movilizar la vivienda vacía en un contexto de ayudas económicas a la rehabilitación como nunca ha habido”. Fegein demanda “agilidad en los trámites de planificación como licencias de obra nueva, rehabilitación o reformas” e incide en que los plazos son excesivamente largos y por lo tanto inadmisibles. Otra de las soluciones que aporta el colectivo para dinamizar el mercado pasa por “incrementar la cuantía de las bonificaciones” sobre el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), así como “acelerar la tramitación de las ayudas para la rehabilitación y vincularlas al cumplimiento de los objetivos de la Agenda Española 2030 en materia de eficiencia energética, conservación medioambiental y accesibilidad”. Conviene recordar que, por ejemplo, el Concello de Lalín aprobó para este ejercicio la supresión del impuesto de construcciones con el propósito de impulsar el sector. “Hay que sacar suelo urbanizable al mercado lo antes posible para abaratar precios y poner suelo y vivienda al exalcalde de todos con una ley que proporcione seguridad jurídica urbanística”, reflexiona. Y también propone la puesta en marcha de un parque de viviendas sociales como acontece en el resto de Europa, aunque para materializar esta iniciativa plantea que sea mediante colaboración público-privada.

Compartir el artículo

stats