La iglesia parroquial de Santa María das Dores, en Lalín, acogió ayer la confirmación de 130 personas de entre 12 y 58 años. Los confirmandos recibieron este sacramento acompañados por su padrino o madrina, en una ceremonia a la que también acudió un nutrido grupo de familiares. La celebración comenzó a las 12.00 horas y estuvo presidida por el obispo de la Diócesis de Lugo, Alfonso Carrasco. No fue la única ceremonia religiosa del templo parroquial de Lalín, puesto que dos de las personas que ayer recibieron la confirmación, dos mujeres adultas, también se les impuso otros dos sacramentos, el del bautismo y el de la primera comunión. Hoy, a las 19:00 horas, otras setenta personas serán confirmados en la iglesia parroquial de Nosa Señora da Piedade de Vila de Cruces.