Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un silledense y un estradense, en el podio del VI Open de Pesca a Mosca

El certamen reunió a 20 pescadores llegados de diferentes puntos de Galicia | La jornada se saldó con un buen número de capturas

Javier García, Yerai Lorenzo, Miguel Montoto y Miguel Corcobado, posando con sus trofeos.

El sábado se celebró la sexta edición del Open de Pesca a Mosca Concello da Estrada en el coto de Codeseda, al paso del río Umia por la parroquia estradense. La organización de la competición corrió a cargo del Club Gallaecia Pesca, que retomó su trabajo luego de unos meses con poca actividad y que contó con la colaboración del Concello de A Estrada.

El certamen reunió a una veintena de pescadores llegados de diferentes puntos de Galicia, como Lugo, Vigo o Ferrol. La organización dividió el Coto de Codeseda en tres tramos, para facilitar el desarrollo de la competición. Durante la mañana se disputaron las dos primeras mangas de la jornada y, ya en horario vespertino, se celebraron las dos definitivas. La organización mostró su satisfacción por el buen tiempo, que acompañó durante todo el día, así como por el número de capturas, que resultó ser bastante elevado al final de la jornada. El río también estuvo a la altura del evento y mostró unas condiciones “bastante buenas” para este tipo de actividad.

En medio de un sistema de puntuación que tuvo en cuenta el número de capturas y el tamaño de las mismas, el podio contó con representación de las comarcas. El campeón del VI Open de Pesca a Mosca Concello da Estrada fue el silledense Miguel Montoto, que superó en la clasificación a Yerai Lorenzo, que alcanzó la segunda posición, y a Javier García, un vecino de A Estrada que finalizaría la competición como tercer clasificado. Además, el ourensano Miguel Corcobado se llevó el premio a la mayor pieza capturada, tras sacar del agua una trucha de 29 centímetros.

La organización quiso agradecer al Café Pub Caminho da Geira, establecimiento localizado en la Carballeira de Codeseda, el buen trato recibido durante toda la jornada. Allí, los participantes en el evento pudieron desayunar, comer y, por último, cenar, antes de presenciar la final de la Champions League.

Compartir el artículo

stats