José Luis Camiñas abandona la presidencia de O Rodo, después de 13 años al frente y pese a haber revalidado el cargo el pasado mes de diciembre. Alega que necesita tomarse un tiempo de descanso ante una responsabilidad que le exigía una dedicación de 24 horas y que le restaba tiempo para su vida personal. Saldrá también del consejo rector. Sobre su relevo, apunta que será una transición tranquila y que el nombre se decidirá en futuras reuniones.

Apunta que O Rodo queda con una salud de hierro, pues es previsible que este año facture 9 millones de euros. Las cuentas del año pasado se debatirá en una asamblea el 25 de junio, donde se formalizará la dimisión. Por el momento, Camiñas descarta volver a entrar en política. Fue concejal del PSOE hasta 2011.