La UTE formada por las sociedades Geseco-Taboada y Ramos ha sido la que más puntuación ha logrado en el concurso municipal de Lalín para la gestión del servicio de agua y alcantarillado. La mesa de contratación decidió efectuarle un requerimiento de documentación del proceso. El contrato salió a licitación por 32,6 millones de euros (IVA incluído) por un período de veinte años, prorrogables otros cuatro. Conviene recordar que esta misma unión temporal de empresas es la que gestiona el servicio de recogida de basuras en la localidad dezana.