Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos y locales piden “control y seguridad” en eventos de la carpa del Campo da Feira

Ya trasladaron sus quejas a la corporación y a las fuerzas de seguridad por el bloqueo a negocios y la presencia de orines | Alertan del exceso de decibelios de algún concierto

El Combo Dominicano, con el público asistente al Lalinfest al fondo. | // FACEBOOK

Desde mediados de abril, todos los fines de semana la conocida como Carpa do Cocido, instalada en el Campo da Feira, albergó actividades todos los fines de semana: desde la I Feira do Mel hasta el festival Cocidos do Camiño y anteayer el Lalinfest. Son eventos que sirven de reclamo para visitar, cenar y hacer compras en Lalín, por supuesto, pero también tienen su impacto en el día a día (o noche a noche) de los vecinos de las calles inmediatas.

No están en contra de los eventos

Por eso, un grupo de vecinos y propietarios de locales de distintos sectores de las calles Molinera, Rosalía de Castro, Pardo Bazán, Ramón Aller, Otero Pedrayo, T, Pintor Laxeiro, Observatorio y Cacharela quieren dar a conocer sus quejas “por todo lo acontecido en las inmediaciones y calles colindantes del campo de la feria por los eventos organizados por el ayuntamiento y alguna empresa dentro de la carpa instalada”. Estas personas afectadas aseguran que ya trasladaron la situación a l Guardia Civil y a la Policía Local, así como “a varios miembros de la corporativa municipal, pero seguimos sin ser escuchados”. Vaya por delante que los vecinos y dueños de locales no están en contra de la organización de eventos “pero creemos que debe existir un control y cumplirse las normas establecidas en seguridad e higiene, por la salud y bienestar de todos”.

Aseguran que hubo casos en que se bloqueó el acceso a algunos bares, peluquerías, tiendas o supermercados, además de quedar anulados, de forma temporal, los accesos para personas discapacitadas. En cuanto a la propia carpa, que se instaló en el campo el pasado 8 de abril y que se retirará ahora, a finales de mes, supuso “inutilizar por un tiempo excesivo un espacio público de aparcamiento empleado por nuestros clientes”. Mencionan, también, el exceso de decibelios de algún concierto, que impidió un correcto descanso para personas que trabajan al día siguiente, asó como a personas mayores, enfermas y niños.

Al margen del exceso de sonido, apuntan que la escena del día después era ésta: “meados y vómitos de la gente que viene a nuestros portales, al carecer dichos eventos de personal de vigilancia y de baños químicos, estos establecidos por la Ley 10/2017m de espectáculos públicos y actividades recreativas de Galicia. Algunos edificios registraron también desperfectos en su mobiliario, al margen de los residuos que generan este tipo de eventos, como botellas, vasos y plásticos. Los afectados, que recalan que “no culpamos a nadie, solo esperamos que a partir de ahora se tomen cartas en el asunto y entiendan nuestra postura” apuntan que otra norma, el Decreto 86/2013, indica que para un evento superior a 200 personas, su organizador debe elaborar un plan de seguridad y echar mano de una empresa de seguridad privada.

En torno a 3.000 personas en el Lalinfest

Sí hubo dos empresas de seguridad privada, así como efectivos de Protección Civil en la zona trasera de los escenarios, durante el Lalinfest de anteayer sábado. Fuentes de la organización calculan que se vendieron en torno a 2.500 entradas, según los datos de la taquilla. Los tíquets podían comprarse de forma anticipada en el sitio web www.woutik.es así como en diversos locales de Lalín, Teo o A Estrada, de modo que fuentes municipales elevan esa afluencia a las 3.000 personas. Durante la colocación de las vallas para el festival, hubo quejas por las vallas que impedían el acceso a garajes, así que fueron retiradas, como indican desde la organización. En una entrevista días atrás en un medio radiofónico el alcalde, José Crespo, desligó el Concello del evento, recalcando que “una empresa privada que organiza el festival a nosotros solo nos pidió el espacio. La carpa iba a quitarse el lunes pasado y le dijimos que le dejábamos el espacio pero que negociase la carpa. La negoció con los dueños”. En la velada, El Combo Dominicano presentó su gira La Regadera Tour, y la Orquesta Olympus, el Red Tour. Comenzaron a las 22.00 horas y la música cesó pasadas las cuatro de la madrugada.

Compartir el artículo

stats