El alcalde de Lalín, José Crespo, y el edil de Obras, José Cuñarro, inspeccionaron los trabajos de humanización de la calle Maruja Gutiérrez. La actuación arrancó el pasado día 26 y está previsto que en días se acometa la instalación de los nuevos servicios, entre ellos la separativa de la red de pluviales y fecales, que irá conectada a la calle Luis González Taboada. Crespo pidió a la empresa sensibilidad con pasos a las viviendas de dos personas con diversidad funcional.