El coordinador de Compromiso por Lalín, Rafael Cuíña, tilda de “inaceptables los ataques del representante de Comisiones Obreras José Luis García Pedrosa al secretario y a la interventora municipales” y exige al alcalde, José Crespo, “que haga una condena sin paliativos a los insultos recibidos por ambos”.

Dice que Pedrosa debe respetar a los dos altos funcionarios que se limitan a hacer su trabajo, le guste o no, pero nunca exponerlos ante el resto de la plantilla municipal y mucho menos con apelativos como “gentuza”. A Cuíña le consta que el convenio laboral tenía numerosas carencias legales y avanza que en caso de que la central convoque movilizaciones Compromiso se situará al lado de los dos altos funcionarios. También asegura que su formación política no votará a favor de los convenios laborales sin los informes pertinentes y en caso de que el gobierno decida aprobarlos en pleno unilateralmente presentará un contencioso. “Pedir a Crespo que pare los pies a un funcionario independiente deja claro el concepto que tiene Pedrosa de la política, rancio, caciquil y acostumbrado a presiones políticas intolerables”. Concluye indicando que el alcalde debe pensar si se posiciona al lado del sindicalista “o a la legalidad que representan los altos funcionarios, que no tienen que aguantar insultos de este representante sindical”.