Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El primer cuatrimestre registra la creación de 44 empresas, la cifra más alta en una década

Solo Vigo, Pontevedra y O Salnés superan a las comarcas | Una de cada tres nuevas sociedades tiene su sede en Lalín | En Dozón y en Forcarei no figura ninguna entidad ni este año ni en el mismo período del anterior

Despacho de pan abierto recientemente en Silleda. Bernabé

Un total de 44 empresas se constituyeron durante el primer cuatrimestre de este año en los municipios que conforman Deza y Tabeirós-Terra de Montes. Es la cifra más elevada de la serie histórica, desde 2012, según los datos del Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme). Cabe reseñar la posición preponderante de Lalín, con quince firmas de nueva creación.

El número de sociedades mercantiles registradas entre enero y abril de este año aumentó un 25,7% con respecto al mismo período de 2021, al pasar de 35 a 44, es decir, nueve más. De hecho, de los nueve territorios evaluados, únicamente se detecta un descenso con respecto al año pasado en A Estrada, aunque es mínimo, de doce a once.

El crecimiento es más sustancial (144%) si la comparativa se realiza con los primeros cuatro meses de 2020, en los que se inscribieron en el registro mercantil 18 sociedades; en este caso, es Forcarei el único concello de la zona que sale perdiendo en la comparativa. Cabe reseñar que en marzo de 2020 se produjo el confinamiento por el COVID-19, con el consiguiente parón de la actividad económica.

En todo caso, lo más destacado de los datos del primer cuatrimestre de 2022 es que no solo mejoran las cifras de los últimos ejercicios, sino que están incluso por encima de los niveles previos a la pandemia. Y es que en 2019 habían sido 37 las entidades constituidas, una más que en los dos ejercicios inmediatamente anteriores, a tenor de los datos del Borme. Los años que más se acercan al actual son 2015 y 2016, con 42 y 41 sociedades; en 2014 habían sido 38; 29 en 2013; y 35 en 2012, ejercicio en el que se inicia la serie histórica documentada en la página web del Instituto Galego de Estatística (IGE).

Estas cifras consolidan a Deza y Tabeirós-Montes como la cuarta área de la provincia en creación de empresas, solo por detrás de las comarcas con más población: Vigo, Pontevedra y O Salnés. La ciudad olívica y su área de influencia aglutinan 257 (46%) de las 557 sociedades mercantiles inscritas entre enero y abril en la provincia. Le sigue la comarca que circunda a la ciudad de Pontevedra, con 90 (16%), mientras que en O Salnés fueron 83 (15%). Las 44 de Deza y Tabeirós-Montes suponen casi el 8% del total y son diez más que en O Morrazo y el doble que en O Baixo Miño. O Condado, con trece, Caldas, con diez, y A Paradanta, con cuatro, completan el cuadro provincial.

Simón Espinosa

Por municipios, como se indicaba anteriormente, Lalín sigue siendo el más pujante, pues las quince entidades constituidas suponen casi una de cada tres. Le siguen A Estrada, con once; Cerdedo-Cotobade, con seis; Silleda, con cinco; Vila de Cruces y Agolada, con tres cada uno; y Rodeiro, con una. En Dozón no figura ninguna ni en el primer cuatrimestre de este año ni en los de los dos anteriores y Forcarei lleva en cero los dos últimos períodos analizados.

El peso de Lalín en la creación de empresas es mayor todavía si se toma la serie histórica al completo. La capital dezana aglutina el 37% de las 391 entidades constituidas entre enero y abril desde 2012, con 144. En segundo lugar aparece A Estrada, con 98, mientras que Silleda presenta 69. A mayor distancia aparecen Vila de Cruces (23) y la suma de Cerdedo y Cotobade (21), con 16 está Agolada y con 10 Forcarei. Los territorios menos dinámicos en cuando a creación de empresas son Rodeiro, con ocho entre los primeros cuatrimestres de los últimos once años y Dozón, con dos.

Ventajas para los cinco 'concellos emprendedores'

Lalín, Silleda, Vila de Cruces, Agolada y Dozón forman parte de la red autonómica de Concellos Emprendedores, creada por la Xunta de Galicia en colaboración con la Fegamp y que aglutina 151 municipios. El número de empresas creadas en el primer cuatrimestre en estos cinco concellos dezanos se incrementa o, por lo menos, se mantiene con respecto al mismo período de 2020 y 2021. Ser concello emprendedor implica colaborar con la Xunta en la captación de nuevas inversiones para la comunidad. Contribuyen a alcanzar tres grandes retos: bonificaciones en IBI, IAE e ICIO para proyectos de nueva implantación o ampliación de empresas ya existentes, de hasta el 95% si crean más de 20 puestos de trabajo, un mínimo del 75% si son entre 11 y 20 y al menos el 50% hasta 10; más facilidades de acceso a suelo industrial (concesión de licencias de obra mayor en un plazo máximo de treinta días naturales desde que disponen de todos los informes); y más incentivos fiscales. A cambio, los concellos emprendedores tienen prioridad en convocatorias de órdenes de ayudas de la Xunta dirigidas, por ejemplo, a la mejora de los polígonos industriales, puesta en marcha de viveros, impulso de la biomasa o desarrollo de la actividad comercial.

Compartir el artículo

stats