Los cubos que conforman la exposición Pontevedra e América. Unha mirada en feminino ocupan desde ayer y hasta el 6 de junio la Praza da Igrexa de Silleda, para poner en valor la historia de 13 mujeres que tuvieron que emigrar y que aprovecharon esa circunstancia para empaparse de esa nueva cultura que las acogía, combinándola con su identidad y la herencia de la tierra que las vio nacer.

Conferencia

La muestra itinerante que organizan la Diputación y la Cátedra Iberoamericana de la USC ya estuvo en la ciudad pontevedresa, y recalará en Cerdedo-Cotobade; Vila de Cruces; O Grove; Vilagarcía, Soutomaior y Redondela. En cada una de las localidades que visita, la muestra hace un hincapié especial en las mujeres que forman parte de la exposición y que estuvieron vinculadas a la zona que visita. Así, desde Silleda esta iniciativa quiere destacar la labor cultural de dos féminas: Elena Colmeiro y Virxinia Pereira. Por eso, tras la inauguración tuvo lugar en la Casa da Xuventude una conferencia de Rosario Sarmiento y de Montse Fajardo sobre ambas.

Elena Colmeiro nació en Silleda en 1932 y falleció en Madrid el año pasado. Hija del ilustre pintor Manuel Colmeiro, residió en la capital bonaerense desde 1941 con su familia, que tuvo que exiliarse tras la Guerra Civil. Estudió en la Escuela Nacional de Cerámica de Buenos Aires entre 1948 y 1953 y, aunque después remató sus estudios de Arquitectura, su carrera estuvo siempre orientada en la escultura y la cerámica. Regresó a España en 1955 y se instaló en Madrid. Trabajó con distintos materiales y sus obras tuvieron el honor de ‘emigrar’ a museos de varias ciudades de todo el mundo.

Por su parte, Virxinia Pereira nació en A Estrada en 1884 y falleció también en Madrid en 1969. Fue la esposa del polifacético intelectual Daniel Rodríguez Castelao, a quien conoció en Santiago en 1909 mientras éste cursaba Medicina. El exilio de la pareja en Buenos Aires y su trabajo por la difusión de la cultura gallega motiva que aún hoy exista en la capital argentina un colectivo de mujeres gallegas en la emigración, denominado Herbas de Prata que concede un premio Virxinia Pereira con el que reconoce el trabajo anónimo de las mujeres gallegas que contribuyen a mantener el respeto por sus orígenes. Desde 1986 los restos de Virxinia Pereira y del único hijo que tuvo con Castelao, Alfonso, reposan en el cementerio de Figueroa, en A Estrada.

La exposición repasa la historia de otras 11 mujeres: Isabel Barreto, Mercedes Ruibal; Teresa Táboas; Nélida Piñón; Lorena Lores; María Araújo; Josefa Emilia Sabor; Mariví Villaverde; María Vinyals; Isabel Gómez y Anisia Miranda. Está claro que esta última, esposa de Xosé Neira Vilas, será la protagonista de la exposición en Cruces.