Un grupo de ucranianos, la mayoría refugiados llegados a Lalín el pasado mes de marzo, celebró el pasado domingo día 24 en la iglesia de Lalín de Arriba la festividad de la Pascua. La comunidad de este país pertenece a la Iglesia Greco-Católica y participó en una misa oficiada por el sacerdote y responsable eclesiástico de la parroquia lalinense, Marcos Torres Gómez. Los fieles llevaron distintos alimentos para, siguiendo la tradición, que fuesen bendecidos antes de llevárselos de nuevo a sus casas.