Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Queitano” ensaya en el kilómetro 0

Manuel Dobalo entrena a su cerdo para abrir el desfile de la LIV Feira do Cocido

Manuel Dobalo y su cerdo Queitano junto al monumento al cerdo de Lalín. Bernabé/Javier Lalín

“¿Y si os digo que veo más publicidad del paseo del cerdo en las calles de Lalín que ir a rascarme la barriga en Miami?”, ironizaba ayer un vecino de Lalín en su cuenta de Facebook después de que vídeos y fotografías publicitaran el curioso garbeo de otro junto a un cerdo de su propiedad por las calles céntricas de la capital dezana. Al igual que muchos sacan sus perros a pasear, este hombre nacido junto a a la antigua subestación de Fenosa optó por hacer lo mismo, pero con su particular mascota. La llamativa imagen no pasó desapercibida arrancado una sonrisa a todo con el que se cruzaba la extraña pareja.

Román Rodríguez y Ethel Vázquez junto a "Queitano". Bernabé/Javier Lalín

Lo cierto es que Manuel Dobalo de la Torre y su compañero porcino al que le ha puesto de nombre “Queitano” lo que en realidad están haciendo es ensayar porque el animal, al igual que sucede con la popular cabra de la Legión, será el encargado de abrir este domingo el desfile de la LIV Feira do Cocido. Entre las calles por las que se pudo ver este peculiar paseo están la Praza da Igrexa, la zona de Os Viños, González Taboada, Loriga o Molinera, donde no fueron pocos los que se acercaron a interesarse por “Queitano”, el ejemplar porcino de cinco meses y medio de vida que, según su dueño, vive a cuerpo de rey en una finca de Agruchave de su propiedad.

Un paseo de jamones por la capital del cocido

Un paseo de jamones por la capital del cocido R. V.

“Suelo salir con él otras veces porque es una animal muy dócil y tranquilo”, asegura un Manuel Dobalo que ayer tarde volvía a recorrer el centro de Lalín, donde se topó con los conselleiros Román Rodríguez y Ethel Vázquez que salían de un céntrico restaurante y que no quisieron dejar pasar la ocasión de conocer a “Queitano” antes de su debut este domingo en ese mismo punto del municipio al frente de la comitiva de la Feira do Cocido de este año. Dobalo presume de tener un cerdo con un pelo albardado porque, según él, “te pueden salir blancos con lunares negros o así”. Eso sí, el dueño de “Queitano” también indica que su cerdo “come mucho” por lo que no extraña su lozanía. Y en cuanto al nombre, Manuel reconoce que se lo puso porque “ya tuve una Queitana, así que me gustaba llamarlo de la misma forma que aquella”.

Compartir el artículo

stats