Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Apoyo desigual al paro de transportes

Algunas firmas mantuvieron toda su flota parada | La primera jornada transcurre sin incidencias en los polígonos de Lalín, Silleda y A Estrada | Apuntan a la necesidad de que cada compañía negocie los costes

Piquetes informativos, en la N-525 a su paso por Bendoiro, cerca del polígono Lalín 2000. | // BERNABÉ/ANA AGRA

La huelga convocada por la Plataforma Nacional de Defensa del Sector del Transporte tuvo ayer, en su primera jornada, un seguimiento desigual entre las empresas de las comarcas. Eso sí, la jornada transcurrió con normalidad en los polígonos industriales, como señala indican desde la Federación Galega de Transporte de Mercadorías (Fegatramer) a la que está adherida la Asociación de Empresarios de Deza.

Vista de la Cidade do Transporte, ayer por la mañana. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

El secretario de Fegatramer, Carlos Cumplido, señala que esta primera jornada de parón “se desarrolló sin incidencias”, sin piquetes ni en el polígono Área 33 ni en el de Lalín 2000. Cumplido explica que, en realidad, hay ya empresas que decidieron reducir su volumen de trabajo la semana pasada, en vista de la escalada de precios del combustible. “Se incrementó un 20%”, por lo que ya en la última semana estaba parada en torno a un 30% de la flota, explica Cumplido. Este paro voluntario, anterior a la huelga, se da sobre todo en empresas vinculadas al movimiento de tierras o a la automoción.

Son áreas que ya están muy afectadas por el encarecimiento de otros insumos o por otras dificultades, como los problemas de abastecimiento de microchips, que a veces ralentizan hasta medio año la entrega de un coche, o el disparo en los precios de los materiales de construcción, que afecta también a la obra pública. Por eso ayer, ante la situación o por el miedo a toparse con cortes de carretera, hubo firmas que decidieron mantener parada toda su flota. Fue el caso de Hormigones Marbe Hispania, con sede en el polígono industrial de Toedo, en A Estrada. Ayer, sus 14 camiones no salieron de las instalaciones. Desde la firma también se indicaba que en este parque empresarial no había piquetes que impidiesen actividad.

Piquetes en Bendoiro

También secundaron el paro la docena de camiones de Mato Taboada SL, otra firma estradense, dedicada al transporte nacional e internacional. Desde esta empresa, indican que el gasóleo “se multiplicó por cuatro” desde el verano pasado. Y a esta subida del combustible no son ajenos otros países de la UE. Al gasto en combustible que tienen que afrontar los transportistas hay que sumarle otros desembolsos como los pagos del peaje en autopistas. En algunos casos, como la AP-53, se carece de bonos para viajes frecuentes. Y sobre la mesa está un gasto más que también tendrá que asumir el transporte por carretera: el pago por circular por autovías, que el gobierno estatal pretende instaurar antes de 2024, en aras de su máxima de “quien contamina, paga”.

En Lalín, en la Cidade do Transporte, ubicada en el Lalín 2000, sí se detectaba un modesto parón en la actividad a lo largo de la mañana, con varios camiones estacionados. Pero ello no impedía, al mismo tiempo, que la mayoría de empresas de la villa y alrededores continuase con su día a día. Podía verse, eso sí, menos tráfico pesado en la N-525, habitual en las rutas de los transportistas por la carestía de la AP-53. Como vemos, la situación fue bastante más tranquila que en otros puntos de la comunidad gallega como el polígono lucense de O Ceao, Vilagarcía, Vigo o la frontera con Portugal. Sin embargo, a media tarde había piquetes informativos en las inmediaciones del Lalín 2000, en dicha nacional, a su paso por Bendoiro.

La tibia acogida de la huelga de transporte en la zona y en la comunidad gallega se explica, según Carlos Cumplido, en que su plataforma convocante “no le ha planteado medidas específicas al gobierno”. Cumplido apunta que la alternativa para que los transportistas (sobre todo autónomos) puedan trabajar con beneficios pasa por renegociar los costes con sus respectivas empresas.

Ganaderías y sanidad, exentos

La plataforma convocante del paro emitió un comunicado a sus socios en el que indicaba que quedaban exentos del paro los transportes vinculados tanto a la distribución de pienso para animales como a la recogida de leche en las explotaciones ganaderas. También podrán circular con normalidad aquellas empresas que repartan materiales vinculados con la sanidad. La directiva de la Plataforma Nacional de Defensa del Sector del Transporte recalca que “por nuestra parte, transcurrirán con normalidad” los portes vinculados a estas tres áreas. Al quedar exentas de esta huelga, las explotaciones ganaderas tienen un leve respiro, porque no pueden almacenar la leche en sus depósitos más de dos días.

Tampoco se ha notado desabastecimiento en los supermercados de los concellos más grandes de las comarcas, al margen de cierta escasez de aceite de girasol que se detecta ya desde hace días y debido a la invasión rusa de Ucrania. La falta de producto ha provocado su notable encarecimiento.

Compartir el artículo

stats