Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta "regala" Medelo

Un cartel casi engullido por la maleza y el inmueble principal, al fondo. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

La Xunta buscó alternativas para transformar las instalaciones del camping de Medelo en otro servicio público de utilidad pero no fue posible darle una nueva vida a la infraestructura situada en este núcleo de la parroquia silledense de Manduas. Así lo aseguran desde la Vicepresidencia Primera del gobierno autonómico, que además precisa que en estos intentos se establecieron contactos con “otras administraciones” sin que se fraguase acuerdo alguno. Por esta razón, señala, continúa cerrado y sin actividad [realmente en total estado de abandono] desde 2013, cuando además la Xunta puso en marcha un albergue de peregrinos en A Bandeira justo al lado del Camino de Santiago y no alejado varios kilómetros como Medelo cuando operó con estos mismos fines.

La situación actual es la misma desde hace casi dos décadas, con una infraestructura que muestra una pobre imagen por la desidia de la administración autonómica. Ahora, indica la consellería, se está a la espera “de que bien una empresa o una administración tenga interés en emplearlo, para lo que se le haría una cesión del edificio tal y como está”. Es decir, la Xunta no tiene intención de gastar recursos económicos para adecentar un mínimo Medelo y tampoco, por lo que parece, dotarlo de unas mínimas medidas de seguridad como reclamó en múltiples ocasiones el grupo de gobierno silledense. El departamento presidido por Alfonso Rueda señala que el último encuentro entre el Concello y la Xunta, a través de representantes del plan Xacobeo, tuvo lugar el pasado verano y ahí se trató la posibilidad de “asegurar el perímetro de la instalación y evitar que pudiesen entrar personas ajenas”. Esta fue una de las demandas del equipo de Manuel Cuíña, aunque por el momento se desconoce si será atendida o no. La seguridad en las instalaciones y un mínimo de acondicionamiento de las mismas son las exigencias del ayuntamiento como punto de partida para proponer a la Xunta la recuperación de Medelo para cuestiones relacionadas con actividades de ocio, turismo o empleo. Estas son las alternativas que se manejan a día de hoy, pero el gobierno local no aceptaría una entrega de unas instalaciones en el mejor de los casos devoradas por la maleza pues el inmueble principal se asemeja más a un barrio objeto de un bombardeo que a un moderno camping inaugurado en 1997 con dos piscinas y cancha de tenis, que solo funcionó como tal cuatro años.

Compartir el artículo

stats