Que el mundo del motor levanta pasiones en Galicia es algo evidente. Cada competición de los campeonatos nacionales o autonómicos organizados en la zona suponen un éxito rotundo de espectadores, ávidos por ver la pericia sobre el asfalto o la tierra de un grupo de pilotos que en muchos casos dedican gran parte de sus ahorros y esfuerzos a disfrutar de unos kilómetros de adrenalina. A Estrada conoce bien esta exitosa mezcla. Cada año, la Escudería Estradense organiza en la villa la Subida á Estrada, un evento del Campeonato Gallego de Montaña que cada año reúne a un gran número de aficionados. Desde este año, el Concello contará sin embargo con una segunda prueba de motor, en esta ocasión de una disciplina que gana cada años nuevos adeptos.

El Ralimix da Sidra vivirá su primera edición los días 9 y 10 de abril. Llegará de la mano de la recién creada Escudería San Paio, formada por un grupo de estradenses con una amplia experiencia en el mundo del motor. Al frente de este proyecto destaca el expiloto Manuel Orrea. “Empezar algo así desde cero no es fácil pero confiamos en que todo salga bien y que el pueblo y los pilotos queden contentos. Precisamente fue el apoyo de la gente y de los propios pilotos de la zona, que estaban encantados de poder correr en casa, lo que más nos animó a dar el paso”, explicó el directivo, contento por la idea de unir esta carrera a la pujante sidra estradense. “Quisimos poder ayudar a alguien con la carrera y esta idea que nos propusieron desde el Concello fue perfecta. Esta carrera servirá para dar a conocer nuestra sidra en el mundo del motor gallego e incluso de fuera. La gente ya está preguntando por qué lleva ese nombre”.

Desde la Escudería San Paio trabajan ahora por cerrar todos los detalles de la carrera, aunque su parte deportiva ya está decidida. El Ralimix da Sidra tendrá su parque de trabajo en la parte baja de la Calle Fernando Conde, en el entorno del concesionario Peugeot. Desde allí los coches bajarán hasta la playa fluvial, donde se dará la salida por un recorrido de casi diez kilómetros por la zona de Moreira. Un 80% es de tierra y un 20% de asfalto, como marcan las normas. “Es un trazado bonito y rápido, pero al mismo tiempo no es nada peligroso”, explica Orrea. La carrera se celebrará el sábado en horario de mañana y tarde y el domingo solo por la mañana. El plazo de inscripción para participar se abrirá el próximo martes día 15.

Una modalidad más divertida y asequible

Desde la Escudería San Paio destacan el éxito que está teniendo en las últimas temporadas el Campeonato Gallego de Ralimix, una competición protagonizada principalmente por los carcross, aunque también cuenta con carrozados y buggies. “Los carcross son muy divertidos, pero principalmente son mucho más asequibles que un coche para un rallye”, explica Orrea. “En Cuntis el año pasado hubo 34 participantes y en Portas, 37. Este año seguro que se superan los 40 en alguna carrera. Es algo que está de moda entre los pilotos, tanto por el precio de los coches como por los kilómetros. En una subida haces entre 35 o 40 kilómetros de carrera. Aquí estaremos por encima de setenta”. Esta moda también llegó a A Estrada, donde ya hay más de diez pilotos con carcross. Desde la escudería confían en que A Estrada pueda disfrutar este año y en próximos años de una nueva competición del motor que puede convivir con la Subida á Estrada.