Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cimientos del futuro

Los históricos adoquines formarán la base para el nuevo firme con piedra del país

Retirada de los viejos adoquines de la Calvo Sotelo, con más de medio siglo de historia. | // N.C.

La columna vertebral del casco urbano de A Estrada, la céntrica calle comercial de Calvo Sotelo, ya está en su segunda semana de obras. Desde entonces, a medida que los trabajos para la peatonalización avanzan, viejas huellas del pasado de la villa fueron reapareciendo en la superficie. Lo más notable es la red de adoquines que recorre toda la calle, desde la parte alta de la rúa Peregrina hasta la parte baja de la Fernando Conde.

Esos mismos adoquines vieron al pueblo cambiar desde mediados del siglo pasado hasta hoy, por eso fueron muchos los nostálgicos que al ver la vieja calzada viajaron al pasado, a ese momento en el que A Estrada todavía estaba dando sus primeros pasos para convertirse en uno de los principales concellos de Galicia. No obstante, este viejo espectador de piedra tiene los días contados, ya que pronto será escondido de nuevo tras el proceso de fresado y recubrimiento de piedra que el plan de humanización contempla.

Por otra parte, dentro del plan de obras comunicado por el Concello para la peatonalización de la Calvo Sotelo estaba el empedrado de la vía. Así pues, el proyecto inicial rezaba que dentro de los trabajos se procedería a fresar todo el carril central, para finalizarlo con un acabado en piedra del país, además de la recogida central de pluviales, en sustitución de las que antes conducían las aguas en ambos laterales de la calzada. No obstante, si antes se tenía pensado situar la recogida de pluviales en el centro de la vía, la situación ha cambiado y según confiesa el Concejal de Urbanismo, Gonzalo Louzao, la situación de estas permanecerá en los laterales para evitar perturbar en la medida de lo posible la estructura de adoquines.

En este aspecto, las opiniones de la calle son variadas pero pueden dividirse en tres bandos: los que están en contra de la humanización de la vía en general, los que están a favor y piden mantener los adoquines antiguos; y los que consideran que dejar el firme de piedra puede ser peligroso para bicicletas, carritos o en días de lluvia.

Entre los motivos que aportan aquellos que piden que se deje al descubierto la base de adoquines, el más reiterante es el nostálgico. Después de perder elementos emblemáticos de la historia de la villa como la fuente del Concello o la vieja alameda con el estanque de patos y la fuente de peces, algunos de los vecinos estradenses temen tener que decir adiós a otro pedazo de su historia.

No obstante, este viejo amigo no se va para no volver, sino que actuará como base sólida para el nuevo firme, dando soporte a la estructura que recogerá los pasos de todas las generaciones futuras de vecinos estradenses, o al menos hasta que algo vuelva a cambiar.

Los cambios, a veces son buscados y otras de improvisto, a veces bien recibidos y otras, no tanto, pero lo que está claro es que un pueblo vivo evoluciona, muda, se transforma y sus habitantes lo hacen con él. Los de hoy siempre recordarán eses fugaces momentos en los que el vetusto adoquinado asomó su cabello de piedra para recordar a todos que ahí estaba, que ahí había estado siempre y para dar el relevo a la nueva alfombra que soportará los pasos de los locales hacia el futuro.

El BNG denuncia retenciones en la circulación


El Bloque Nacionalista Gallego de A Estrada decidió hacerse eco de las quejas recibidas por parte de varios vecinos entorno a los problemas de circulación vial en el casco urbano debido a las simultáneas obras en la calle Calvo Sotelo y la 25 de Xullo. La organización sostiene que “no fueron pocos los vecinos que en el día de ayer, fecha en la que se iniciaron las obras de la avenida 25 de Xullo, se vieron atrapados y sin salida en las calles Gradín, Castelao y Praza do Campo da Feira por la nula señalización de las obras” y aseguran que esta manera de proceder es “marca de la casa del gobierno del PP” que según palabras del grupo nacionalista “improvisan y no tienen en cuenta las consecuencias de los trabajos que están ejecutando en la villa”.

Compartir el artículo

stats