El BNG de Silleda se pregunta si las deudas de Pedroso y Rojas, la ya exconcesionaria del Servizo de Axuda no Fogar, van a ser asumidas con dinero público. El partido se pregunta además a cuánto asciende el pasivo de Saluvi con la Seguridad Social, puesto que hasta la fecha el Concello tuvo que pagar 47.000 euros por un embargo. Por último, la formación que encabeza Tania Cornado desea saber si durante el tiempo que dure la municipalización del servicio se va a encargar el Concello no solo de pagar las nóminas de las trabajadoras, sino también “del staff de administración de la empresa”.

El BNG trasdezano recuerda que siempre optó por la gestión pública del servicio, máxime tras los impagos que acumula tanto Saluvi como la anterior concesionaria, Serinter. E incide en que sí se puede municipalizar el servicio ya que en Silleda “tenemos concejalas con dedicación exclusiva, y por lo tanto con tiempo para hacer un cuadrante del servicio, para el que ya hay herramientas que permiten realizar un control de la cobertura”. Recuerda que en el contrato a Saluvi se indicaban penalizaciones en caso de retrasos en el pago de los salarios o de las cotizaciones a la Seguridad Social. Son dos circunstancias que se han dado con Saluvi y, sin embargo, “nunca se abrió un expediente para hacer efectivas las correspondientes multas”.

El Bloque hace memoria y recuerda que Pedroso y Rojas “ya tuvo malos inicios que hacían presagiar lo peor”, cuando en pleno proceso de licitación cambió de administrador y puso al frente del SAF “a una persona sin ninguna experiencia”. Pocos meses después de la concesión, añade, “comienzan a producirse los incumplimientos”, por eso el BNG insta a la Alcaldía, en vano, a que no prorrogue el servicio. El regidor, Manuel Cuiña, admitió por entonces que la empresa “tenía unos pequeños problemas de embargo, e insta a las trabajadoras a recurrir a la justicia para defender sus derechos”. Tras las movilizaciones de diciembre, el Concello tuvo que mover ficha, por lo que Saluvi renunció al SAF para poder volver a licitarlo.