Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siete de cada diez parroquias de Lalín no tienen alcantarillado

La red de saneamiento, que llega al 76% de la población, se ciñe a las áreas próximas al núcleo urbano | El 3% de las canalizaciones de la traída se mantienen en fibrocemento

Trabajos para la dotación de la red de saneamiento a Soutolongo, hace una década. |

El Concello de Lalín tiene entre manos el contrato más importante del presente mandato, no solo por su volumen económico, que también, sino por lo que representa un servicio básico como el abastecimiento y depuración de aguas. Después de sortear varias vicisitudes el gobierno sacaba adelante el 30 de diciembre el expediente de licitación del concurso por 32,6 millones por dos décadas prorrogables a cuatro años más. Como es habitual en este tipo de concursos los pliegos suelen aportar información relevante de las fortalezas y debilidades del mismo. En este caso, un documento municipal concluye que el 70% de las parroquias carece de servicio de alcantarillado y el 33% tampoco cuenta con traída de aguas pública.

En lo que tiene que ver con el saneamiento del término municipal, el servicio llega al 76% de la población una vez que está extendido, además de al núcleo urbano, a las parroquias o asentamientos poblacionales más próximos a la capital municipal. Teniendo en cuenta que son muchas más parroquias las que todavía no cuentan con red de alcantarillado público citamos las que sí disponen del mismo: Barcia, Bendoiro, Botos, Catasós, Donramiro, Donsión, Filgueira, A Xesta, Goiás, Xaxán, Lalín, Moneixas, Soutolongo y Vilanova. Según se desprende del detallado informe elaborado por un arquitecto técnico municipal a nivel cuantitativo la red que integra el saneamiento del municipio alcanza una extensión de 155 kilómetros y distribuida de la siguiente manera: hormigón (53,9), polietileno (4,7) y el PVC es el material mayoritario al alcanzar el más del 62% del total o, lo que es lo mismo, 96,4 kilómetros.

Si hablamos de abastecimiento de agua el mismo informe técnico concluye que el 90% de los ciudadanos se abastece de traídas públicas. ¿A dónde no llega al servicio? Son las parroquias de Albarellos, Anzo, Busto, Cercio, Galegos, Losón, Maceira, Madriñán, Méixome, Parada, Val, A Veiga y Zobra. Es decir, el abastecimiento de agua pública todavía no alcanzó 16 de las 48 parroquias que integran el municipio lalinense. Con datos de 2017, se cifra el agua consumida en 797.464 metros cúbicos anuales frente a 1.123.820 metros producidos; en consecuencia, se reflejan unas pérdidas de cerca del 30% si bien el funcionario advierte de que estamos ante un problema común en todos los concellos gallegos y es una rareza toparse con valores inferiores al 20%. El fibrocemento es un material prohibido desde diciembre de 2001 por ley en España y en la Unión Europea por sus posibles riesgos para la salud. De los 316,5 kilómetros de la red de la traída municipal 8,8 se mantienen todavía con este material, fundamentalmente en el casco urbano. La composición de las demás tuberías y extensión es la siguiente: polietileno (185,7 kilómetros), PCV (85,1) y fundición (36,9).

Por poner un ejemplo, el municipio de Ourense no es ajeno a la presencia de estas tuberías de un material común en la construcción de la década de los 60 a los 80 porque era ligero y barato y se calcula que unos 30 kilómetros de tuberías de la red de abastecimiento de aguas son de fibrocemento.

Tres millones en actuaciones de saneamiento

En el contrato del servicio municipal se detalla un anexo relativo a los anteproyectos de las obras de ampliación de la red de saneamiento propuesta por el ayuntamiento. En este documento se incluye una decena de intervenciones con sus anteproyectos y los pliegos de prescripciones técnicas que regirán la ejecución de las obras, que en total suman un montante absoluto de 3.235.312 euros. La relación de propuestas incluidas y de sus presupuestos es la siguiente: saneamientos en Soutullo (92.626 euros), Xar (139.635), A Xesta (492.525), Donramiro (63.149), Toimil (130.915), Gresande (519.644), Santiso (389.686), Maceira (188.267), Noceda (551.365) y Sello-Bermés (667.495 euros). Conviene aclarar que en el caso del la parroquia periurbana de Donramiro se trata de una ampliación de la red y los de Xar, Soutullo y Toimil corresponden a las parroquias de Barcia, Anseán y Galegos. Los montantes económicos incluyen el IVA en todos los casos. El documento tiene por objeto establecer la estructura y el contenido de los documento de los proyectos que formen parte de la concesión del servicio público del ciclo del agua del término municipal. Se propone un plazo estimado de ejecución de los trabajos de seis meses y el definitivo se establecerá ya en la etapa de redacción del correspondiente proyecto. Los estudios de las actuaciones de obras hidráulicas fueron presentados ante el ayuntamiento hace casi un año; en concreto en marzo de 2021.

Compartir el artículo

stats