El único médico que hay en la actualidad disponible en el Centro de Saúde de Forcarei, Javier López Rosell, ha decidido ampliar las consultas a tres tardes a la semana para poder hacer frente al exceso de pacientes. Esta iniciativa por parte del médico viene provocada por el hecho de tener que atender solo el cupo de dos facultativos. Con este aumento de horas de servicio podrá hacerlo correctamente, teniendo en cuenta además los casos de COVID en el ayuntamiento. El doctor consultaba en Forcarei únicamente por las mañanas hasta el pasado día 3 de enero, cuando la Gerencia del área Sanitaria Pontevedra-Salnés accedió a su solicitud de asumir mayor carga de trabajo. Lo hará sin embargo solo durante lo presente mes de enero y pendiente de la evolución de la pandemia.

La alcaldesa de Forcarei, Verónica Pichel, fue personalmente esta semana al centro de salud para agradecer al nuevo médico su esfuerzo en nombre de todo el vecindario, al tiempo que le informó de las reiteradas peticiones que ha cursado a la Consellería de Sanidade para que se dote a estas instalaciones del personal que le corresponde. López Rosell ocupa como interino la plaza que estaba vacía desde junio de 2020 por la jubilación de una médica, pero el facultativo titular de la otra plaza lleva tiempo de baja, de manera que el centro está cubierto por un solo doctor desde hace más de año y medio.

Lunes, miércoles y jueves son los tres días en los que el médico decidió incrementar sus horas de consulta a la jornada vespertina, tras notar un aumento de pacientes muy superior al habitual y exclusivamente para poder atender mejor por las tardes a los enfermos del cupo de su compañero. Esta situación, que viene arrastrándose desde hace tiempo, se ha visto además empeorada por el aumento de pacientes derivado de la pandemia.

La última vez que Pichel se reunió personalmente con el gerente del área Sanitaria, José Ramón Gómez Fernández, fue hace dos meses, cuando le recordó la larga relación de agravios que sufre el Concello de Forcarei desde hace varios años en relación con la asistencia sanitaria. “La falta de un facultativo en el centro de Forcarei, la inexistencia de ambulancia en el PAC de Cerdedo, la supresión de un médico en el centro de salud de Soutelo, la reducción de las horas de prestación del servicio de Pediatría... La lista de carencias se mantiene”, explicó la alcaldesa forcaricense cuyas quejas hasta ahora han logrado solamente parchear el servicio, a pesar del buen entendimiento que mantiene con la dicha Gerencia.

En aquel encuentro de noviembre consiguió arrancar algún compromiso sobre la realización de alguna gestión puntual, pero no para avanzar hacia mejorar un servicio que el Sergas presta hoy “claramente en precario”.

“La realidad es que la atención sanitaria en nuestro medio rural depende mucho más de la respuesta de los profesionales que de la Administración competente, la Xunta de Galicia. Y ejemplos como el que tenemos hoy en el centro de salud de Forcarei son los que hace meses aplaudíamos diariamente”, sostuvo la alcaldesa.