Dozón ya tiene en servicio su punto limpio móvil, cuyo coste, 69.756 euros, fue cubierto al 100% con una ayuda de la Xunta. El concello más pequeño de Deza fue uno de los 31 ayuntamientos que se acogió a la convocatoria del año pasado de la Consellería de Medio Ambiente para que los municipios de menos de 3.000 habitantes puedan contar con este tipo de instalaciones. Esta orden de ayudas ya se realizó también en 2019 y 2020, y el pasado diciembre se publicó la correspondiente a 2022. Los concellos interesados tienen de plazo para solicitarlas hasta el 31 de este mes.

La directora xeral de Calidade Ambiental, Sagrario Pérez, y el delegado territorial de la Xunta, Luis López, se desplazaron ayer a Dozón para ver junto al alcalde, Adolfo Campos, esta nueva dotación, que incluye una caja/contenedor con ocho zonas de reciclaje para distintos materiales, una furgoneta portante y una pequeña grúa, que facilitará la instalación y recogida por las ocho parroquias del ayuntamiento. La subvención cubrirá, además, la puesta en marcha de una campaña de difusión y sensibilización.

Con este punto limpio móvil, Dozón mejora su sistema de recogida y reciclaje. Ya el año pasado implementó la retirada separada de los residuos urbanos, al incorporar contenedores específicos para envases ligeros y cartón.

Nuevo camión de la basura

Durante su intervención, Sagrario Pérez explicó que el objetivo de la Xunta es contribuir a mejorar y ampliar la gestión de los residuos especiales de competencia municipal, para que se recojan y se clasifiquen de la forma idónea. Con ello, además, se evita la proliferación de puntos de vertido incontrolado en los entornos urbanos y en los espacios naturales. El gobierno autonómico, por lo que respecta a Dozón, ya contribuyó el año pasado con otros 48.000 euros para que el municipio pudiese adquirir un nuevo camión de la basura.