El alcalde de Agolada, Luis Calvo, eludió explicarle ayer a la oposición en qué se gastaron 200.000 euros de ahorros en el último año. La corporación aprobó ayer la cuenta general de 2020, que indica que en los bancos quedan 257.600 euros de fondoslíquidos, mientras que en diciembre de 2019 la cifra era de 458.500. La portavoz del PP, Carmen Seijas, indica que además están sin pagar facturas por 126.000 euros, que carecen de consignación presupuestaria. Algunas de estas deudas son de 2019.

Los populares defendieron en el pleno una moción en la que pedían aclarar la situación económica del Concello, mediante dos medidas. Una de ellas es un informe del secretario y en el que se analice la salud económica de las cuentas locales en junio de 2019, cuando PAyJ accedió a la Alcaldía. La otra es una auditoría externa, que el propio Calvo prometió durante la campaña electoral y de la que no se sabe nada. Por eso, los populares proponían que se ejecutase en un tope de cuatro meses. La mayoría del grupo de gobierno tumbó la propuesta.

En ruegos y preguntas, Seijas recalcó que hay usuarios del Servizo de Axuda no Fogar en lista de espera, a pesar de que algunas trabajadoras de esta prestación disponen de horas libres para atenderlos.