El departamento de Deportes del Concello de A Estrada anunció ayer que ya están cerca de alcanzar los 300 inscritos para la próxima edición de la San Silvestre, que tendrá lugar como es tradición el día de fin de año. Las cifras están por el momento lejos de los 800 participantes en ediciones prepandemia pero entran dentro de lo previsto por la organización, que aguarda el apurón final para andar sobre los 500 participantes. Desde el Concello siguen sin embargo a la espera de la evolución de la situación sanitaria en A Estrada. Todo apunta a que a comienzos de la semana que viene se tomará una decisión definitiva sobre la celebración de la carrera, siempre en función de los datos del COVID.