Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un póster del Cocido a golpe de cincel

El cartel de la 54ª edición de la fiesta gastronómica lalinense es obra del escultor Manolo Paz | La “cacheira” y las orejas del cerdo son los elementos principales de la ilustración

Manolo Paz explica el cartel de la Feira do Cocido, ayer, junto a Crespo y Cuñarro. | // BERNABÉ/ANA AGRA

El escultor cambadés Manolo Paz es el encargado de realizar el cartel de la 54ª Feira do Cocido de Lalín. El póster fue presentado ayer en el Concello de Lalín con la presencia del propio autor, el alcalde de Lalín José Crespo y el edil José Cuñarro. Crespo subrayó la conexión de la capital dezana con la localidad de O Salnés por mediación de figuras como las de Asorey, Francisco Leiro y, ahora, Manolo Paz. El regidor local también destacó la coincidencia de que los tres últimos cartelistas son escultores: “Leiro hace dos años, el año pasado Paco Pestana, tristemente desaparecido, y este año Manolo Paz”. Crespo justificó la elección de escultores porque “son lo de lo mejorcito que hay sin duda en España”.

Manolo Paz reconoció que “esta es una de las cosas que no estoy habituado a hacer” pero aludió a su condición de comendador del Cocido y a su amistad con el alcalde de Lalín como causas principales de la aceptación del encargo. Paz también indicó que “Lamazares y yo somos como hermanos” para subrayar su vinculación con la comarca dezana. El escultor de Cambados explicó que “si no le ponemos cerdo al cocido, no es cocido, y el cocido quiere una buena alimentación. Por eso utilizo el color verde, que el color de la bandera de Lalín, y el azul, que es el de la gallega”. El cartelista también destacó que la figura principal del póster es una “cacheira” en ciernes junto a varias orejas del animal totémico dezano, que deben su presencia a que, según Manolo Paz, “nosotros en la costa comíamos cocido los domingos tanto en verano como en invierno –ahora ya no tanto– y ya nos salía el cocido por las orejas”. El cartel lo completarán letras blancas para “jugar con la bandera gallega y la de Lalín”, indicó Crespo.

Académico

Tras las figuras, que realiza incansablemente durante su formación artística, entre 1978 y 1979, en 1980 Manolo Paz se incorpora como profesor de Escultura a la Escola de Canteiros de Poio. Comienza su actividad expositiva en la V Bienal Internacional de Arte de Pontevedra en 1979, y realiza su primera individual en la Galería Santa Cecilia de Marín. En 1983 viaja a Nueva York donde descubre las nuevas tendencias artísticas, experiencia que será decisiva en su trabajo. En 1984 comienza a exponer con Fernando Vijande en Madrid y se integra en los circuitos nacionales de arte, participa en ferias y colectivas en el extranjero. En 2011 es nombrado académico numerario de la Real Academia Gallega de Bellas Artes, obtiene el Premio de la Cultura Gallega de Artes Plásticas y el Premio Ramón Cabanillas. En 2010, crea la Fundación Manolo Paz Arte Contemporáneo en su tierra natal. Manolo Paz es un artista que explora el metal y trabaja con el ensamblaje orgánico de las estructuras fragmentadas de granito. Con el paso de los años, su escultura se depura gracias a avances en la representación geométrica, que combina de forma magistral con lo ancestral.

Peligra la gala televisiva por la pandemia

José Crespo aprovechó la presentación del cartel de la edición 2022 de la Feira do Cocido para mostrar sus reservas sobre la posibilidad de lleva a cabo una celebración de la “antigua normalidad”. El regidor explicó que “trabajaremos como si fuera una feria normal siendo conocedores de que la pandemia aún nos va a afectar a la 54 ª edición. Eso sí, en menor medida. Creo que la mayoría de los actos se podrán hacer como la Feira do Mel, la matanza, el pregón y el desfile”. Sin embargo, Crespo expresó sus “dudas y reservas con respecto, por ejemplo, a la gala de gastronomía porque en el Lalín Arena dentro de dos meses escasos meter allí a 3.000 personas con la que está cayendo, no me atrevo. En principio, yo a la gala un año más le veo postergación por culpa del COVID”. El regidor lalinense aludió a la Encomenda do Cocido como algo más factible porque “la hacíamos en el hall del Concello con un centenar de personas, así que la podremos retomar porque siempre fue un acto con poca gente”. José Crespo supeditó a un último estudio su celebración, aunque no descarta incluso llevarla a la carpa para poder celebrarse. El alcalde de Lalín calificó la Feira do Cocido de 2022 como “normal pero si hay restricciones vendrá menos gente a Lalín pero eso no quita para que los restaurantes se puedan llenar”.

Compartir el artículo

stats