Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juegos de guerra filantrópicos

Donsión acoge una partida solidaria de airsoft en favor de los niños desfavorecidos

Equipos participantes en la partida solidaria de Donsión.

Los montes de la parroquia lalinense de Donsión fueron ayer un campo de batalla muy especial. La agrupación NEAT de airsoft organizó en el lugar de Estibelle una partida con fines benéficos que reunió a 105 participantes de ambos sexos procedentes de distintos lugares de Galicia, como A Coruña, Vigo, A Mariña, Santiago y, por supuesto, la comarca de Deza. “Jugamos en esta zona de Lalín porque es de donde soy yo y porque los vecinos nos permiten estar”, asegura Alfonso Batán, suboficial reservista de la Brilat y uno de los organizadores de esta reunión de amigos del airsoft. La recaudación de lo conseguido ayer irá a parar a Cáritas Diocesana para comprar juguetes destinados a los niños de familias desfavorecidas.

La partida contó con dos bandos, siendo ganador el equipo azul por sus objetivos.

Desde primera hora de la mañana el grupo de jugadores dieron a la zona un aspecto de lugar de maniobras bien pertrechados para la ocasión con uniformes de faena de camuflaje, réplicas casi exactas de fusiles de asalto y armas cortas e incluso algún visor nocturno. La partida se disputó entre dos bandos diferenciados por colores. Finalmente, el equipo azul se alzó con la victoria tras conseguir los objetivos marcados por el reglamento de la cita. La recaudación final fue de 515 euros tras haber abonado cada jugador una cuota de 5 euros para poder formar parte de este juego de guerra lalinense filantrópico. Batán explica que, aunque parezca mentira, “el 99 por ciento de los que juegan a esto son civiles. Algún militar también viene a jugar pero como entrenamiento”. Los soldados de estas partidas utilizan como munición de sus armas bolas biodegradables duras de 6 milímetros que son totalmente inofensivas en caso de impacto, como también subraya el organizador del evento solidario infantil.

Participantes en la partida solidaria de Donsión

“Jugamos en todas las partes de Galicia. NEAT es el nombre de nuestra agrupación y tenemos la sede en Estibelle”, concluye este reservista. El airsoft nació en Japón como una respuesta a la dureza de las leyes relativas a las armas de fuego en el país del Sol Naciente, de manera que los aficionados pudiesen poseer réplicas con apariencia realista de las armas más famosas pero con una insignificante capacidad lesiva.

Participantes en la partida solidaria de Donsión

Compartir el artículo

stats