Operarios municipales del Concello de Silleda acometieron trabajos de mejora en la fuente pública de Barro, en la parroquia de Siador. Además de arreglar su acceso, se encargaron de limpiar y acondicionar el entorno, amén de acondicionar el propio manantial para que los residentes puedan emplearlo en condiciones de seguridad.