Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lo que hacemos en las sombras

Destrozos, robos, peleas o coches a grandes velocidades en el retorno de la movida estradense, mientras la Policía sigue sin turno de noche

Banco destrozado en Praza do Mercado

La movida estradense está de vuelta. Tras más de año y medio de parón forzado por la pandemia, los pubs de A Estrada han ido reabriendo poco a poco sus puertas para atender una demanda latente. En la actualidad ya hay cinco pubs abiertos, desde M80, Tarará y Drinks, los tres más madrugadores, a Ozone y Décadas, los dos últimos en abrir en la calle Serafín Pazo. Estas reaperturas, unidas a las mayores libertades de horarios y contactos, se han encontrado con una juventud deseosa de disfrutar de la noche. Ese retorno de la movida ha tenido sin embargo su parte negativa. Robos, actos vandálicos, peleas en la calle que en algunos casos han terminado con heridos y coches circulando por el centro de la villa a grandes velocidades han aparecido en las noches de viernes y, especialmente, de sábados. Muchos vecinos lamentan estos problemas cada fin de semana y apuntan a un factor clave en estos actos, la ausencia de turno de la Policía Local por las noches.

Estas voces surgen especialmente por los sucesos en los últimos fines de semana. Es ya una constante la aparición de actos vandálicos. En la noche de ayer, alguien arrancó un árbol en la calle Serafín Pazo y lo dejó en la ronda de la Farola. El fin de semana pasado, destrozaron un banco de la Praza do Mercado. En los últimos fines de semana también se han denunciados robos en varios vehículos situados en el entorno de la Avenida de Santiago. Además, en los últimos fines de semana se han producido varias peleas, alguna de ellas incluso con heridos de gravedad que tuvieron que ser llevados a Urgencias del Centro de Salud. También es habitual ver coches circulando a grandes velocidades por las calles más céntricas del casco urbano e incluso realizando trompos. A ello habría que sumar el estado general en el que se despierta la villa cada sábado y domingo, con numerosos restos de botellones sin recoger, y con la Zona de los Vinos convertida en zona de guerra.

Árbol arrancado en la calle Serafín Pazo y llevado a la Plaza de la Farola.

Cabe recordar que en el mes de agosto de 2019 cuando la Policía Local de A Estrada se vio obligada a suspender sus turnos de noche. El motivo de esta reducción de turnos en su día fue la falta de efectivos en una plantilla de 18 agentes que en ese momento, por retiradas y traslados a otras localidades, contaba con solo 12. A esa reducción de agentes se sumaban en verano las bajas y vacaciones de varios de los agentes para dejar a la Policía estradense sin los efectivos necesarios para atender los turnos durante las 24 horas del día.

Más de dos años después de aquella drástica decisión, la situación no ha cambiado. Hace solo unos días, el alcalde de A Estrada, José López, afirmaba su deseo de volver a recuperar el horario nocturno en la Policía Local, aunque lo ve imposible en estos momentos teniendo en cuenta que solo cuenta con once efectivos disponibles en la plantilla. Sin la Policía operativa, la labor de velar por el orden en A Estrada durante la noche recae exclusivamente en la Guardia Civil, normalmente con una sola unidad operativa que tiene que atender a los municipios de A Estrada y Forcarei.

El turno de noche en la Policía fue clave durante los años de auge de la movida estradense, principalmente como un elemento disuasorio para los cientos de jóvenes que acudían de marcha a la localidad cada fin de semana. Hoy en día, la movida estradense dista mucho de aquella, pero muchos apuntan a la necesidad de mantener ese control nocturno, al menos los viernes y sábados por la noche.

Compartir el artículo

stats