Durante el último trimestre, el período medio de pago del Concello de Silleda fue de 0,66 días, puesto que desde que se reconocen los recibos en junta de gobierno, quedan abonados en las 24 horas siguientes.

Esta cuestión fue una de las abordadas ayer en el pleno ordinario, que completó su orden del día con la dación de cuenta de resoluciones y tres mociones, todas del BNG, que salieron adelante en la sesión. Una de ellas, vinculada a la Plataforma SOS Sanidade Pública, defiende la sanidad primaria y la necesidad de recuperar las consultas presenciales, de aumentar el personal y de implantar circuitos seguros de movilidad en los centros de salud. Al texto se le añadió un punto para reclamar la atención pediátrica en Silleda, sin tener que compartir el servicio con el concello vecino de Vila de Cruces, como está ocurriendo desde principios de octubre. El alcalde, Manuel Cuiña, recordó que desde el gobierno municipal ya se reclamó la mejora en varias ocasiones.

La moción salió adelante con los votos del PSOE y del BNG, mientras que el PP se abstuvo. Fue la misma votación para la moción sobre la pasarela de peces en Saídres, en las aguas del río Deza. El Bloque (que fue además de los primeros en denunciar la construcción de esta escala), pidió que desde la corporación municipal se rechace una nueva concesión o prórroga del actual aprovechamiento hidroeléctrico del Deza, a la vez que reclama el derribo de la pasarela. La moción propone, además, que la Xunta realice una inspección de esta construcción, que tenía que haberse levantado hace ya más de una década. Si hubo unanimidad en la moción sobre la situación del sector lechero y cárnico en Galicia.

Vehículos sin seguro

En el apartado de ruegos y preguntas, Cuiña aclaró que los vehículos municipales no estuvieron sin seguro “ni un solo minuto”, en respuesta a las críticas del PP. Aclaró que para licitar el seguro de toda la flota hubo que hacer un cambio en la póliza para que venciesen todos al mismo tiempo. La situación de tres vehículos (dos de ellos parados) se dio por un error de la compañía aseguradora, y se detectó cuando uno de ellos fue a pasar la ITV, y quedó inmovilizado cuatro días por precaución.

En cuanto a la seguridad en la calle Progreso durante las obras, que también fue cuestionada por los populares, el regidor dejó claro que nunca quedan tramos trancados por maquinaria pesada. Además, el IDAE continuará asumiendo el 80% de la actuación, aunque hubiese que hacer modificados del proyecto original para acometer imprevistos. A preguntas del Bloque, Cuiña explicó que se reunió con los vecinos de Emilio Alonso Paz cuyos pisos están embargados por la Sareb, y que desde el primer momento se intentó solucionar el problema. Aclaró que los alcaldes de Boiro y Mazaricos contactaron motu proprio con Silleda para visitar la residencia de mayores.