El PSOE de Lalín alerta del “enorme deterioro” que sufre la capa de rodadura de la Avenida Xosé Cuiña, mientras el gobierno del PP “no lleva a cabo ningún avance” en la licitación del proyecto de humanización iniciado por el anterior ejecutivo dentro de la estrategia Lalín Ssuma 21. El cuatripartito dejó adjudicada la redacción del proyecto en 2019, si bien el PP anunció en noviembre de 2020 que la licitación de las obras se realizaría en los primeros meses de 2021. “Un año después, no hay ningún avance por la falta de capacidad de gestión que sigue mostrando el equipo de [José] Crespo”, señala la edil socialista Alba Forno.

“Es inadmisible que no se haya iniciado el proceso de adjudicación de las obras”, pues la vía, que soporta una gran densidad de tráfico, “está completamente deteriorada”, denuncia Forno, que se hace eco de las “constantes” quejas de la ciudadanía. La capa de asfalto se encuentra “muy cuarteada y con baches muy profundos que dificultan y hacen peligrosa la conducción”, añade.

La concejala del PSOE recuerda que, en 2018, el Partido Popular votó en contra de un plan integral de asfaltado de esta vía de circunvalación, “apoyándose en un tránsfuga y con el único objetivo de desgastar al gobierno anterior, anteponiendo sus intereses partidistas a los de la ciudadanía”. Aduce que, si aquel plan de pavimentación no hubiese sido frenado por el PP, la calle “estaría en perfectas condiciones ahora”, a la espera de una humanización “que supondrá un antes y un después para la avenida”.

Por último, la concejala advierte de que a este ritmo va a estar “muy complicado” que la obra esté terminada a finales de 2023. “Son incapaces de ejecutar todos los proyectos que le dejó encaminados el anterior gobierno; lo único que hicieron en el DUSI fue rebajar la calidad de las actuaciones”, acusa Forno.A su juicio, “la incapacidad del PP para gestionar pone en riesgo los fondos y una obra fundamental para el futuro de Lalín”.