La casa de turismo rural Casa San Ginés reitera al Concello de Vila de Cruces la limpieza d los árboles que han crecido sobre un terraplén, al otro lado de la pista, y que amenazan con caerse, dado que están secos. La dueña del negocio, María Espinosa, lamenta que la única respuesta que obtuvo tras su publicación en FARO, el pasado septiembre “fuese un requerimiento para que yo desbrozase una finca en el monte de Ollares”. Días atrás volvió a recibir otro requerimiento, pese a que esa parcela ya está limpia. La altura de los árboles es tal que varias copas ya alcanzan la finca de esta casa, una de las de mayor afluencia de turistas del municipio.