Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Yanguas Lezaún nnficha personal | Director científico del Programa de Mayores de la Fundación “La Caixa”

“Se tiene más libertad al final de la vida”

“Muchos mayores lo han pasado mejor que los jóvenes durante la pandemia”

Javier Yanguas estará la próxima semana en Lalín. | // JOSE LORES

El Concello de Lalín, en colaboración con las Aulas Sénior de Galicia , organiza la semana que viene un taller dirigido a mayores. El curso se inicia este lunes en la biblioteca municipal basándose en los análisis del doctor Javier Yanguas, que el miércoles día 17 estará en la capital dezana para participar en el encuentro anual de la Asociación Cultural Galega de Formación Permanente de Adultos (Ategal) en el auditorio municipal lalinense.

–¿Se envejece mejor ahora que hace unos años o no?

–La cosa, afortunadamente, ha cambiado. En mi libro lo que hago es una lectura de cómo la vejez ha cambiado porque cada vez es más prolongada en el tiempo, más heterogénea y más diversa. A la misma edad estamos ahora mucho mejor que tiempo atrás. Hoy en día tenemos, además, una vejez con diferencias de género mucho menores de las que teníamos antes.

–¿Cuáles son los retos que se afrontan en el final de la vida?

–Para empezar el de tener una mirada y un enfoque distintos de lo que es la vejez. No tanto sólo como una etapa de decrepitud o de pérdida, sino también como una fase de crecimiento y desarrollo personal. Yo creo que esta es una de las cuestiones clave cuando abordamos este tramo de nuestra vida. Hablo de una mirada más personalizada y no un café con leche para todos. Se trata de tener en cuenta las diferencias entre personas.

–¿Nos equivocamos queriendo vivir más cueste lo que cueste?

–Es que para mi otro de los desafíos en lo que a la vejez se refiere es que si hablamos de esta fase de la vida como una etapa de crecimiento y desarrollo personal que se extiende en el tiempo, pues ahora tenemos que buscar una vida plena y no vivir más por que sí. Me refiero a una vida placentera pero también comprometida, una vida con sentido y significado, y es una vida donde el compromiso yo lo asocio al bien común. Es decir, en el 2030 una de cada cuatro personas va a ser mayor de 65 años y yo la pregunta que me hago en el fondo es ¿podemos prescindir del 25 por ciento de la población? Entonces, necesitamos un concepto en el que la vejez no sólo sea eso de recoger los frutos o el momento del descanso porque igual nuestra sociedad no se puede permitir esto.

–También aborda en su libro asuntos como las relaciones sociales y la soledad. ¿Hasta qué punto son determinantes en esta etapa?

–No te olvides tampoco del desvinculo o los cuidados y no sólo entendido como algo instrumental en plan te cambio el pañal, ¿sabes? Yo prefiero hablar de una relación cuidadosa en la que padecemos con el otro, nos preocupamos y, también, el cuidado entendido como el auto-cuidado y el eco-cuidado de la naturaleza porque es una manera de estar en el mundo como el cuidado de las instituciones porque sino aparece el bisonte por el Congreso de los Estados Unidos y peligra la democracia.

–Se habla mucho de lo mal que lo han pasado los mayores durante la pandemia. ¿Qué opinión le merece lo sucedido con ellos?

–Tengo que decir que los mayores muy mayores que estaban muy vulnerables durante la pandemia lo han pasado muy mal. Sin embargo, muchos mayores lo han pasado mejor que los jóvenes, que han estado más fastidiados. Yo creo que en el caso de los mayores no es tanto una cuestión de edad como de vulnerabilidad. ¿Qué hemos hecho la sociedad? Pues, no sé, tenemos por decirlo así amplios márgenes de mejora. Casi que sólo podemos mejorar. Eso es seguro.

–¿En qué sentido?

–Hemos generado miedo, no hemos sido flexibles con las necesidades de los mayores y nos hemos acordado de los muertos de las residencias porque lo supimos pero de lo que ha sucedido en los domicilios no hemos hecho caso. Yo creo que reaccionamos pensando que la vejez es una parte pues poco bonita y prescindible de la vida. ¿Sabes lo de los minutos de la basura en los partidos de la NBA cuando salen los suplentes y aquello dura una eternidad? Pues, a veces, yo creo que nos parece que la vejez es eso en la vida y no nos damos cuenta de que no es así. En la vejez hay crecimiento y desarrollo, además de la dependencia y la vulnerabilidad, pero forma parte de la vida donde pasan tantas cosas distintas como en otros momentos. Se tiene más libertad en el final del ciclo vital que en otras épocas.

Compartir el artículo

stats