Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

50 toneladas para el Camino Portugués

La firma dezana Construcciones Metálicas Guerra Cruces SL coloca un enorme tablero de acero en las obras de reforma llevadas a cabo en el compostelano puente de Vidán

Trabajadores de Guerra Cruces SL colocan la estructura metálica que refuerza el puente de Vidán, en Santiago. | // XOÁN ÁLVAREZ

El Camino Portugués a su paso por la capital de Galicia cuenta ya con una singular “huella” contemporánea de origen dezano. La empresa Construcciones Metálicas Guerra Cruces, SL, que hasta 2008 tuvo su sede en A Goleta y que desde entonces está en Vila de Cruces, colocó ayer una enorme estructura de acero incluida en el proyecto de reforma del puente viejo de Vidán, en Santiago de Compostela. Al respecto, Manuel González, gerente de la firma, no ocultaba su satisfacción por el trabajo realizado cuando a primera hora de la mañana las 50 toneladas de la pieza viajaron desde el municipio cruceño a la capital gallega. González destaca la labor de sus empleados para que la estructura forme parte del plan de recuperación puesto en marcha por el consistorio compostelano en este viaducto emblemático que atraviesa el río Sarela.

El ambicioso proyecto cuenta con el tablero de acero construido en la nave de la empresa cruceña y una losa de hormigón armado para la represa, que regula el curso de las aguas. Tiene una anchura de 5,6 metros. En su interior, además, se colocarán las tuberías de servicio que ahora están a la vista de modo que queden encubiertas. También está proyectada la realización de una calzada de 3,5 metros y una acera de 1,5 metros con barandillas para mejorar la seguridad viaria. La obra se completará con el arreglo de la fuente y el lavadero del lugar de A Amañecida, situados en las inmediaciones del puente de piedra.

Guerra Cruces, SL considera estratégica su participación en los trabajos de Vidán. “En la empresa somos siete trabajadores fijos y además solemos tener más contratados en función de nuestras necesidades”, añade el gerente de la empresa. El presupuesto manejado para el imponente tablero de acero ronda los 175.000 euros y su construcción fue llevada a cabo de forma íntegra en la nave cruceña de la empresa. Se trata de uno de los encargos más importantes realizados desde que existe la factoría de Vila de Cruces y supuso todo un reto para ella, según González.

Esta actuación, que cuenta con un presupuesto de adjudicación de 376.649,68 euros y un plazo de ejecución de cinco meses; se enmarcan dentro del plan POS+ que desarrolla el Concello compostelano en coordinación con la Deputación Provincial de A Coruña. El vial sobre el que se encuentra el viejo puente constituye un importante nodo de conexión del vecindario de la parroquia de Laraño con los viarios de alta capacidad de Santiago de Compostela, y soporta un importante tránsito de vehículos así como el paso del transporte urbano y escolar para toda la zona.

Compartir el artículo

stats