Con las máquinas completando la mejora del firme de la Rúa Iryda, el PSOE de A Estrada valoró ayer como “una chapuza escandalosa” las obras de a de asfaltado que se están ejecutando estos días en la capital estradense. El portavoz del principal grupo de la oposición municipal, Luis López Bueno, partió del hecho de que eran obras “absolutamente necesarias” pero consideró que el gobierno del PP “llegó tardísimo para sacar adelante el proyecto”.

El concejal socialista explicó que su grupo le hizo llegar al ejecutivo reclamaciones vecinales “en incontables ocasiones”. “Incluso los vecinos tuvieron que constituir plataformas vecinales para presionar al gobierno, que no le hizo ningún caso durante años”, sostuvo. No obstante, López Bueno vio “inaceptable” la “invasión de asfalto que están sufriendo las acercas del casco urbano y también las constantes modificaciones que está sufriendo el proyecto de acondicionamiento de las calles”.

El PSOE se pronunció ayer sobre esta cuestión después de haber realizado consultas a distintos profesionales. Asegura que diversos expertos quedaron “escandalizados” ante los pasos de peatones que se están ejecutando. “En la vida vieron algo igual, incluso me preguntaron si asfaltaron Manolo y Benito”, aseguró con sorna.

En aceras

Luis López manifestó también que la situación es “sangrante” en pleno centro del casco urbano. “El asfalto invade las aceras de piedra; es inaudito”. Denunció que se dejaron soterradas en el asfalto las tapas de pluviales que antes estaban al descubierto, “sin que nadie del Concello se preocupe de controlar las obras”, apostilló.

El portavoz socialista también criticó los cambios efectuados en la Rúa Iryda. Recordó que en la Mesa de Movilidad del 19 de noviembre de 2020 se expuso el proyecto de reforma de esta calle y “las mediciones para las plazas en batería ya estaban hechas y cabían”. No comprende López Bueno que ahora se modifique o proyecto “a última hora y sin aviso previo a nadie, ni grupos políticos, ni comerciantes, ni vecinos en general”.

Así las cosas, el líder del PSOE estradense exigirá al gobierno local “que no reciba la obra hasta que la empresa reponga la normalidad en las aceras y otros defectos”. Estima que los pasos de peatones deberían quedar iguales que en la Rúa Pérez Viondi o en A Consolación (Tabeirós), obras contratadas por la Diputación.

Por otro lado, el PSOE quiso también critar ayer la “pésima organización” que observa en las distintas actuaciones que se han venido ejecutado en los últimos días. Cree normal que existan alteraciones en la circulación , pero opina que el PP “no supo escalonar las calles para causar el menor impacto posible”. Subrayó que “multitud” de estradenses “quedaron cerrados en sus garajes, sin alternativa para salir” y que la movilidad en las calles del centro se hizo “imposible”. Achaca esta situación a la falta de preocupación que denuncia en los ediles populares, entendiendo que deberían haber tenido una mayor implicación con la planificación de las obras. Observó Luis López Bueno que “no hubo absolutamente nadie que la diese indicaciones a la obra sobre el orden de calles que se debía seguir”.