“Recuperaremos la luz”, bromeaba ayer el concejal de Promoción Económica de A Estrada, Óscar Durán. Él fue el encargado de anunciar el retorno a la Navidad estradense del tradicional alumbrado, una vez que el año pasado se apostó por una fórmula más austera con hinchables repartidos en diferentes plazas del casco urbano. Fue una medida con la que se buscaba evitar aglomeraciones de gente, como las que en años anteriores se daban en la zona de la plaza del Concello para disfrutar del alumbrado. Este año, y después de sopesarlo durante largo tiempo e incluso de retrasar la decisión mucho más de lo normal se ha decidido dar el paso adelante. “Salvo el alcalde de Vigo, que lo tenía muy claro, el resto tuvimos nuestras dudas y aguardamos hasta ahora para ver cómo iba la situación sanitaria”, explica el concejal.

Finalmente, el Concello de A Estrada apostó por recuperar el alumbrado esta Navidad, y lo hará “tirando la casa por la ventana”. Para llevar a cabo la decoración navideña se contará con un presupuesto de 40.000 euros. Durán explicó que puede parecer una partida muy elevada y lo cierto es que costó darle encaja en los presupuestos municipales, pero se queda justa para decorar todas las calles del casco urbano. “Para el año tendremos incluso que mirar de aumentarla un poco”, adelantó.

En cuanto a la opción elegida para este año, Durán apuntó que será similar a la de años prepandemia. La principal novedad estará en la Plaza del Concello. Allí está previsto instalar una pista de hielo de grandes dimensiones. Además, será el punto final de la también recuperada Cabalgata de Reyes. Por estos motivos, esta Navidad no se instalará el tradicional árbol de grandes dimensiones. En su lugar se apostará por adornos más diversificados, tanto en este punto como en otras plazas del casco urbano.

Durán aguarda a que el nuevo alumbrado pueda encenderse como es tradición en el puente de comienzos del mes de diciembre, aunque los plazos en esta ocasión están un poco más justos por el retraso en la decisión.

Carnaval

Por otra parte, el Concello realizó una reunión con representantes de las parroquias y distintos colectivos para analizar el retorno de los concursos de disfraces, desfiles y los Xenerais do Ulla en el próximo Carnaval. Los presentes mostraron su deseo de participar, dando por buena la idea del gobierno local de recuperar las actividades después de un año de parón. La edil, Lucía Seoane, explicó que esta anticipada reunión surge por los meses de trabajo que tendrán por delante muchos de los participantes para preparar sus carrozas y disfraces.

La idea surgida de esta reunión es volver a organizar los concursos y desfiles de lunes y martes de Carnaval, como es tradición en A Estrada. El segundo de esos días se organizará también el atranque de los Xenerais.