Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lo que cobran los políticos

La nómina de Campos supone 35 euros por habitante al año y 2,6 la de Crespo | José López tiene el salario más elevado, pero su gobierno es un 20% más barato que el lalinense | Los emolumentos del ejecutivo silledense suman 122.000 euros

Regidores de la comarca de Deza y Tabeirós

De las arcas municipales de los concellos de las comarcas salen cada año 348.654 euros para abonar los salarios de sus alcaldes. Este es el montante bruto que perciben ocho alcaldes, una vez que el cruceño, Luis Taboada, es el único sin nómina por estar jubilado y sus ingresos proceden de esta renta. El mandatario de Dozón, Adolfo Campos Vázquez, es el que más cuesta a sus vecinos y el lalinense, José Crespo, el que menos, seguido muy de cerca por su homólogo estradense, José López Campos.

Los salarios de los políticos, en permanente cuestión, no son acordes a las rentas brutas medias de los ciudadanos de a pie, aunque este debate se presta mucho a la demagogia pues en casos son muy inferiores a los de un ejecutivo de la planta noble de una empresa de cierta dimensión. El sueldo del presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, (unos 84.800 euros brutos anuales) duplica al de su homólogo esloveno, pero la mitad que el del primer ministro francés.

Volviendo a la realidad doméstica, en las nóminas de los mandatarios de Deza y Tabeirós-Montes existe una notable diferencia, no solo en las cuantías, sino en lo que parece el criterio razonable de que estén adaptadas a la realidad de cada municipio y por tanto a sus presupuestos municipales. Si atendemos a esta cuestión, cada vecino de Dozón dedica 35,12 euros al año a satisfacer el sueldo de 37.688 euros de su mandatario y, en consecuencia, es el más caro per cápita. El dato se obtiene del informe publicado recientemente por el Ministerio de Hacienda y Función Pública referido al pasado ejercicio. En el polo opuesto aparece José Crespo. El primer edil lalinense tiene un sueldo de 53.520 euros brutos anuales, que suponen 2,65 por vecino. En unos niveles semejantes está su homólogo estradense, José López Campos, que, pese a que percibe 4.800 euros más, el impacto por habitante se sitúa en 2,87 euros. Los emolumentos del alcalde de Silleda, Manuel Cuíña, ascienden a 48.833 euros (5,51 por vecino) y los de Rodeiro y Agolada están muy parejos, con 14,30 y 14,37 euros por habitante y año. El regidor rodeirense, Rubén Quintá, asumió la misma renta que su antecesor, Luis López, de 34.216 euros y el agoladés Luis Calvo tiene asignados 33.106. La única alcaldesa de la zona, la forcaricense, Verónica Pichel, percibe 40.416 euros y 42.500 el presidente de la corporación de Cerdedo-Cotobade, Jorge Cubela; cuantías que suponen 12,22 y 7,46 euros por vecino.

Si dejamos a un lado los sueldos de los regidores y vemos cuánto cuestan los gobiernos municipales de las comarcas, el lalinense es sin duda el más caro. Sus cinco dedicaciones, incluida la de Crespo, suman 211.500 euros al año, frente a los 168.400 del ejecutivo de López Campos, también con cinco ediles liberados. La diferencia estriba en que los salarios de los concejales del ejecutivo de la capital dezana oscilan entre los 30.311 y los 49.602 euros y los del concello vecino, entre 19.999 y un máximo de 39.999. En Silleda son cinco las dedicaciones aprobadas, que implican un gasto público anual de 122.000 euros. La más elevada, al margen de la del alcalde, es de 28.628 euros, y 19.956 la más baja. En este caso –ocurre lo mismo con Campos u otros ediles– son todas dedicaciones parciales; un recurso administrativo que permite a los cargos públicos cobrar por el desempeño de sus funciones y al mismo tiempo mantener una actividad privada.

En Vila de Cruces los datos oficiales indican que el gobierno absorbe casi 49.000 euros al año en tres dedicaciones y 59.350 el rodeirense, con un total de cuatro. Las mismas tiene el de Agolada (38.622) y en Dozón, además de la de su mandatario, consta otra de 5.521 euros. En los dos ayuntamientos de Montes solo están liberados sus mandatarios.

Gobiernos

Juntas de gobierno, asistencias a plenos o comisiones informativas son otras fuentes de ingresos para los concejales los ejecutivos. En el primer órgano colegiado solo están representados los ediles que están en el partido del gobierno y toda la corporación en los otros, con la salvedad de que los cargos con dedicación exclusiva, por ejemplo, no cobran por juntas de gobierno. Así, concejales de Crespo sin dedicación se garantizan entre 12.460 y 14.210 euros al año y en el gobierno estradense las cuantías van de 4.183 a 6.707.

López Campos y Cubela a son, además, diputados provinciales del grupo popular, lo que les reportó el año pasado casi 27.000 y 25.200 euros respectivamente. En esta horquilla debería moverse el portavoz municipal del PP de Silleda, Ignacio Maril, que ocupó el escaño de Luis López tras el nombramiento de este como delegado territorial de la Xunta. La líder de la oposición de Forcarei, la también popular, Belén Cachafeiro, tiene ahora sueldo como parlamentaria autonómica.

Compartir el artículo

stats