Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las mujeres son titulares de casi la mitad de las 4.385 explotaciones agroganaderas de la zona

El porcentaje es muy superior al 20% estatal | Asumen sobre todo granjas de vacuno, aunque hay interés por la huerta | Su presencia en puestos de mando de cooperativas y asociaciones de productores aún es puntual

Mural de Ito Mosquera dedicado a la mujer rural, en la rúa Areal de Lalín. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

“Cuando estaba en Xóvenes Agricultores, en torno al 99% de las granjas tenían a hombres como titulares. Las pocas mujeres que asumían las explotaciones lo hacían por el fallecimiento del titular. Hoy, por los datos que tenemos en nuestra gestoría, el 40% de las explotaciones y de sociedades cuentan ya con nombre de mujer”. Estas palabras de Carmen Canda, cofundadora de la empresa Xeruga (Xestión Rural Galega) muestran cómo poco a poco el rural visibiliza y reconoce el trabajo de la mujer. Pero hay que extender esta acciones más allá de los eventos de cada 15 de octubre, cuando se conmemora el Día Internacional de las Mujeres Rurales.

Esta evolución tan necesaria queda reflejada en los datos de la Consellería de Medio Rural sobre la titularidad de la explotaciones. A día de ayer, de las 4.385 granjas de los nueve municipios de las comarcas, 2.124, es decir, el 48%, tienen a una mujer como persona titular. Es un porcentaje mucho mayor que el 20% de media estatal. Por municipios, el porcentaje más bajo es el de Dozón, con 51 granjas de un total de 139 (es el 37%) a nombre de una mujer. En Agolada la ratio es del 40%, ya que 96 de las 243 explotaciones tienen a una fémina como titular. En Rodeiro el porcentaje sube al 43%, con 142 de las 329 explotaciones totales, y en Lalín es del 44%, con 428 granjas llevadas por mujeres, sobre un global de 962. En Vila de Cruces, hay 187 explotaciones con mujeres como titulares, de forma que son el 47% de las 395 totales.

Y tanto Cerdedo-Cotobade (190 de 392) como Silleda (307 de 640) tienen una presencia femenina del 48%. Por encima del 50%, por último, se colocan A Estrada y Forcarei. En el municipio estradense hay 559 explotaciones, de un total de 1.008, asumidas por mujeres. Son el 55%. En Forcarei el porcentaje se dispara al 59%, con 164 de las 277 granjas regentadas por una fémina.

La cotitularidad, sin éxito

Carmen Canda apunta que cada vez es más frecuente que se den de alta mujeres como titulares de explotaciones, como miembros de sociedades o como emprendedoras. Son figuras que causan más demanda que la de la cotitularidad. La Ley de Titularidad Compartida entró en vigor en enero de 2012, y otros datos, esta vez del Ministerio de Agricultura, dejan entrever su mala acogida: casi diez años después, solo hay 908 mujeres inscritas a nivel estatal, y en la provincia de Pontevedra, ninguna. El excesivo papeleo pudo influir en la escasa repercusión de esta medida.

Las mujeres suelen estar al frente de explotaciones de vacuno, “aunque también hay interés por alternativas de huerta”, explica Canda. Decíamos que el rural poco a poco visibiliza a la mujer, pero queda aún un camino muy largo por andar. Es muy infrecuente ver a mujeres en puesto de mando tanto en sindicatos ganaderos como en asociaciones de productores. María Antonia Ramos es de las pocos nombres femeninos que salen en los medios. Presidenta de Progacun (la Asociación de Productores de Conejos de Galicia), explica que “incluso en las cooperativas, los presidentes suelen ser hombres, aunque haya sectores, como el cunícola, donde suele ser más frecuente la mano de obra femenina”.

"Incluso en las cooperativas, los presidentes suelen ser hombres"

decoration

Antonia Ramos nació en Peal de Becerro, en Jaén, pero vive en Rodeiro desde hace más de 30 años. Apunta que mientras en la última década Camba perdió cerca de la mitad de población, su aldea natal pudo mantener el número de habitantes. “Cada vez nos exigen más requisitos aquí en Galicia para trabajar en el rural”, lamenta, a la par que se queja de que “la sociedad no acaba de comprender que el trabajo en el campo es todos los días, durante varias horas”. Por eso, echa en falta medidas de conciliación que permitan sobre todo a las mujeres un espacio de ocio, “como, por ejemplo, la apertura del Lalín Arena en horario nocturno, para que podamos hacer deporte al salir de trabajar”.

"Eres titular al 100%, pero también eres mamá, cuidadora y esposa"

decoration

Reconoce el trabajo de las decenas de asociaciones de mujeres rurales a la hora de ofrecer cursillos, “pero no todas se apuntan. Aun hoy muchas mujeres se limitan a atender la granja y la casa, mientras son sus maridos los que van a comprar las vacas a ferias y mercados”. De hecho, en las reuniones del sector de cunicultura, la mayoría de participantes son hombres.

Conciliación

Almansa también echa en falta para asentar población en el rural medidas que favorezcan la conciliación, como un centro de día o atención a personas dependientes a un precio que sí pueda asumir la familia, y con las horas suficientes como para que la mujer pueda atender el trabajo en el campo y la casa. Porque en realidad, “como mujer, eres titular al 100% de la explotación ganadera, pero también estás volcada en la familia y eres la cuidadora, la mamá y la esposa”, apostilla Carmen Canda. Eso sí, al menos las actividades extraescolares de los centros educativos o vinculadas a los Concellos alivian algo las dificultades para conciliar trabajo y vida familiar.

Compartir el artículo

stats