El personal y los usuarios de la residencia Nosa Señora das Dores le entregaron este lunes un regalo a Aria, la perra que se usa en terapia. El can recibió una alfombra olfativa con la que pasó jugando buena parte de la jornada. El regalo, además de ser muy merecido para este animal por su trabajo en la residencia, cuenta con el aliciente de que fue elaborado por varias de las personas internas en este centro dezano.

La residencia de As Dores está inmersa también desde hace días en la elaboración de un mural de otoño, que puede verse en su perfil de Facebook y que también cuenta con la colaboración de internos y del personal y que refleja el cambio estacional que durante estas semanas tiene lugar en el paisaje.