El portavoz del PP de Vila de Cruces, Jesús Otero, sale al paso de las acusaciones del gobierno local según las que estuvo negociando a espaldas del ejecutivo con la Xunta para recuperar el servicio de pediatría. El gobierno local también le abronca por “conformarse con unas migajas”.

Pues bien, el exalcalde explica que “no actuamos a las espaldas de nadie, simplemente actuamos mientras el equipo de gobierno no hacía absolutamente nada, aunque ahora quiera deslizar que estaba preparando una manifestación”. Otero hace memoria y dice que le llama profundamente la atención estas críticas por intentar recuperar el servicio de pediatría cuando, en un pleno, “el actual alcalde me pidió que actuase ante la Xunta para conseguir cosas para Vila de Cruces. Ahora, cuando tuve que actuar y conseguí resultados mientras ellos jugaban al despiste, vienen a criticar no sé muy bien qué”.

Otero aclara que en ningún momento él o su partido solicitaron un servicio de pediatría de una hora al día. “No hace falta ser muy listos para saber que es una mentira del equipo de gobierno, pues qué sentido tiene solicitar una hora de servicio cuando ya era el periodo que estaba actualmente en vigor después de la marcha del anterior pediatra”, añade.

Así, el PP propuso ante la Xunta tener un servicio diario de tres horas con un médico especialista en pediatría mientras no se cubra la plaza de forma definitiva, “al tiempo que pedimos que se asignase al centro sanitario una enfermera especialista en pediatría a tiempo completo”. Esta experta comenzó ayer su trabajo en el centro de salud y, en este sentido, el BNG también puntualiza que el propio centro de salud hizo notar la necesidad de esta enfermera, puesto que cubrirá muchas labores que realizaba antaño el pediatra que tuvo que cubrir su plaza en Lalín.

Por último, Otero reitera que “siempre vamos a estar junto a los vecinos y vecinas del municipio, escuchando sus demandas y trabajando de verdad por intentar mejorar el municipio, como pudimos hacer en este caso”. Al mismo tiempo, le recuerda al gobierno de Xuntos “que tengan claro que no nos van a silenciar ni a hacernos callar, por muchas mentiras que cuenten pagadas con dinero público. Pónganse a trabajar y déjense de cuentos”, remacha.