Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Y en el Camino nos encontraremos

Buscan la implicación de los comerciantes de A Estrada con el Camiño da Geira

El grupo de amigos en el que se incluye el peregrino 600 de este año en llegar, ayer, a Codeseda.

Hace tiempo que en A Estrada se puso de manifiesto el tirón y, por ende, el positivo impacto que tiene el paso de una senda de peregrinación hacia Santiago. El Camiño da Geira e dos Arrieiros es ya una ruta reconocida por la Iglesia con la concesión de la Compostela –la credencial que ansían todos los peregrinos– y, a la vez, un trayecto que busca ahora el beneplácito de la administración como camino jacobeo. Conscientes de la importancia de este recurso, integrantes de Codeseda Viva mantuvieron en la tarde de ayer una reunión con varios comerciantes para seguir reclutando estradenses que se impliquen con la promoción de este discurrir entre Braga y la Ciudad del Apóstol que atraviesa el municipio, pasando por su casco urbano.

Desde el citado colectivo se indicó que el encuentro posibilitó una toma de contacto para profundizar, desde los distintos establecimientos con atención al público, en la promoción del Camiño da Geira. Se trata de “hacer fuerza” y remar todos hacia el mismo lado, para que la ruta sea conocida y continúe generando un importante paso de peregrinos por el municipio estradense al cabo del año.

Dani Hernández, segundo por la derecha, fue el peregrino 600. Su grupo, ayer, al llegar a Codeseda.

Tras el parón que supuso un 2020 marcado a fuego por la pandemia del COVID-19, en la jornada de ayer Codeseda recibió al peregrino 600 de este año que sigue el trazado del Camiño da Geira e dos Arrieiros para llegar a Santiago. Se trata de Dani Hernández, procedente de Castelldefels (Barcelona), que peregrina en compañía de tres amigos. Según explicó, el grupo se conoció haciendo el Camino Francés hace ahora una década y sus integrantes acostumbran a reunirse cada año una o dos veces para caminar hacia Compostela por distintas rutas, algunas de ellas minoritarias o menos conocidas. “Nos gustó mucho el trazado, no conocíamos la zona y nos animamos”, explica Dani. El Camiño da Geira no les defraudó, por su propia historia y por los paisajes que les reciben en cada etapa. Asume que tiene “un poco más de desnivel que lo habitual” pero que la exigencia física de este recorrido es la esperada. Aunque, como les recomendaron, llevan los tracks descargados, apuntan que no advirtieron un problema de señalización tan acusado como habían leído.

Para conmemorar la llegada de este peregrino 600, la Casa O Palomar les brinda el alojamiento y el Bar Caminho da Geira la cena y el desayuno.

Por otro lado, el domingo se organizó una caminata en Forcarei para recorrer el tramo de este Camino que discurre por el municipio. Fran Liste, ingeniero e integrante de Codeseda Viva, ejerció de guía y, junto a expertos en arquitectura y medio ambiente, realizaron explicaciones de los puntos más interesantes,

Peregrinos llegando a Dozón.

Hasta Dozón

Finalmente, también en relación a las rutas de peregrinación, los gallegos del exterior que participan en el programa Conecta co Xacobeo llegaron a su segunda etapa de los caminos Portugués y Vía da Prata hasta Dozón. Cerca de un centenar de personas vinculadas a los centros gallegos de España y Europa están realizando desde el domingo estos caminos en el programa de la Secretaría Xeral de Emigración.

Compartir el artículo

stats