El Partido Popular de Agolada acusa al alcalde, Luis Calvo, de hacer caso omiso de los requerimientos de la Valedora do Pobo para permitir a la oposición el acceso a información de expedientes municipales. “Con esto se demuestra que el problema no somos los del PP, sino que simplemente no le gusta la transparencia ni que lo fiscalicen”, afirma su portavoz, Carmen Seijas, harta de que el regidor les eche del pleno “solo por preguntar lo que no quiere responder”. “Va a decir que hace unas semanas pudimos revisar la documentación que pedimos, pero no es cierto, nos enseñó lo que quiso y como quiso, intentando amendrentar con su presencia”, expone la concejala. El PP estudiará las medidas legales oportunas para garantizar el cumplimiento de la transparencia en un Concello, a su juicio, dominado por el “ocultismo”.