Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector de la manzana de A Estrada descarta la Feira da Sidra para recoger un millón de kilos

Espera enviar a Chantada 75.000 kilos de variedades tempranas desde el 20 y el grueso a finales de mes o principios de octubre | El agro de las comarcas se luce en redes con el Craega

Orlando Villamayor, ayer, mostrando la plantación de que dispone la Sidrería Rabiosa en el lugar de Parada de Pardemarín.

Orlando Villamayor, ayer, mostrando la plantación de que dispone la Sidrería Rabiosa en el lugar de Parada de Pardemarín.

El sector de la manzana de A Estrada descarta realizar este mes la Feira da Sidra que no se celebró en junio por causa de la pandemia y cuya celebración en septiembre llegó a barajarse con el Concello este verano. La causa es el inminente inicio de la recogida de la fruta. Con los árboles cuajados de fruto, los productores no pueden embarcarse en una Feira da Sidra para la que llegó a plantearse un formato mucho más modesto que en años anteriores, con solo productores locales por prevención COVID. Así lo indicaron el gran productor José Antonio López Pampín y el presidente de la cooperativa Ullama, Daniel Peroja, que confían en que este sea un buen año de fruta, tras la escasa cosecha del pasado. Según las estimaciones de López Pampín, se rondará el millón de kilos.

Orlando Villamayor, mostrando los manzanos de Rabiosa en Pardemarín. | // SILVIA PAMPÍN

Y Peroja estima que solo la cooperativa Ullama –que aglutina a 90 productores en ecológico de A Estrada, Silleda y Vila de Cruces– recolectará este año 800.000 kilos de manzana de sidra.

"Influencers" participantes en las Eco Experiencias del Craega, ayer, en la plantación de manzanos de Rabiosa, en Parada de Pardemarín. Silvia Pampín

Una cantidad testimonial –3 o 4 bañeras de 23.000 kilos cada una– será de variedades tempranas (como la clara o la blanquina)que Ullama espera poder enviar a la planta de Chantada tan pronto como Hijos de Rivera lo apruebe hacia el 20 de septiembre. Más tarde, a finales de mes o a principios de octubre, el sector entrará de lleno en la recogida del grueso de su producción que, tal y como explica López Pampín, se corresponde con manzana de media estación. Será esa y la de variedades tardías –rabiosa, lregona, durona o tresali– la que podría engordar más en estas últimas semanas antes de su recolección, ganando en torno a un 10% de su peso en zumo gracias a las lluvias.

En cualquier caso, el sector sigue muy atento la evolución de la meteorología. “Nos beneficia que llueva”, opinó López Pampín, muy crítico, sin embargo, con algún productor que no se esmeró en el abonado de los árboles. “He visto algunos árboles que pierden ya fruta. Puede deberse a la falta de abonado. Después de la cosecha histórica del 2019 –se alcanzó un récord de producción, con millón y medio de kilos– había que haber podado y abonado bien para que los árboles se recuperasen”, remarca. “El 25% de la cosecha hay que devolvérsela al árbol. Hay que reinvertir: de lo que obtenemos por la producción, el 50% son gastos, el 25% beneficios y el 25% reinversión en los propios árboles. Tiene que ser así”, sentencia. También quienes hicieron bien sus deberes deben tener cuidado. Con las ramas de los árboles tan cargadas de fruto como están actualmente, si se produjesen tormentas o soplase el viento podrían registrarse pérdidas por la rotura de ramas.

Los productores están muy pendientes estos días de mantener en óptimas condiciones el estado de sus plantaciones. Este año, explicó Peroja, Ullama volverá a contratar a dos cuadrillas de 5 o 6 operarios cada una para recoger la fruta en horario de 9.00 a 13.00 y de 15.00 a 18.00 horas, de lunes a viernes.

El sector –que esta semana podrá formarse en A Estrada con una iniciativa formativa de la Xunta– sigue buscando nuevas vías de promoción y negocio. Este año, la prevención COVID impidió organizar las rutas de Maceiras en flor con las que la Diputación traída visitantes a las plantaciones en primavera, explica Peroja, deseando que el año próximo puedan volver a realizarse.

Pero, gracias a ser plantaciones en ecológico, cuentan con la promoción en redes que les proporciona el Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega) con iniciativas como la que este fin de semana trajo a la comarca a once "influencers" que superan los 160.000 seguidores en Instagram: Alvientooo, Petiscos Galegos, Rogelio Santos Queiruga, Vanesa Bustos -Consultora Gastronómica, Gastroactivity, Blondie Muser, El Mundo OK, la deportista olímpica Belén Toimil y Amar, Viajar e Petiscar.

Tras visitar el sábado la explotación de vacuno en extensivo de Isidro Peleteiro en Pedre, visitaron la de arándanos y kiwi de BioFruit Galicia (que comercializa sus kiwis a través de Kiwi Atlántico) en Ancorados. Si Peleteiro les sirvió carne a la plancha vuelta y vuelta, BioFruit Galicia les tentó con sus productos frescos y desecados en la propia plantación. 

Biofruit Galicia ofreció zumos y frutos frescos y desecados a los "influencers" al pie de sus plantaciones de arándanos. Slow Food Compostela

Biofruit Galicia sirvió sus productos y otros zumos de productores de la zona como Peroja a los bloggers junto a sus plantas de arándanos. Slow Food Compostela

Ayer por la mañana, visitaron la plantación de manzanos de la sidrería Rabiosa en Parada de Pardemarín, donde tuvieron oportunidad de conocer detalles de la historia, la producción y el funcionamiento del sector local de la manzana, accediendo así a información tal como que más allá de elaborar zumos y sidra, también ofrece vinagre y aprovecha los restos de la manzana usada para sidra y zumos para obtener ginebra.

Orlando y Patricia Villamayor le explicaron a los "influencers" que ayer visitaron la sidrería Rabiosa de Pardemarín cuestiones relativas al cultivo de manzana y a la fabricación de la sidra. Silvia Pampín

Luego, se desplazaron hasta Silleda para visitar plantaciones e instalaciones de Trasdeza Natur. Tuvieron oportunidad de conocer el prototipo de desecadora que desarrollaron con la Universidade de Santiago (USC) para deshidratar con energía solar el excedente de su producción en fresco para poder comercializar todo el año chips de fresa, calabaza y otros frutos como el ajo o el puerro en polvo, muy apropiado para los batidos de hortalizas.

La olímpica Belén Toimil, en Trasdeza Natur. | .// SLOW FOOD

Finalmente, también en relación con el agro local, el MOME acogió ayer una doble sesión de los cursos de comercialización y cata de aceite de olvia virgen extra organizados conjuntamente entre la Asociación de Produtores de Aceite e Aceituna de Galicia (Apaag), que sigue profesionalizando al sector con apoyo de la Consellería de Medio Rural a través de la Axencia Galega da Calidade Alimentaria (Agacal).

Biofruit Galicia sirvió sus productos en la finca

Compartir el artículo

stats