Arrollador éxito de la primera edición de la Feira de Froitos Vermellos organizada por el Concello de A Estrada contando con la colaboración de la asociación Berries Galicia y la Asociación de Hosteleiros da Estrada. Como pretendían, la villa se convirtió ayer en la Capital Galega dos Berries. Numeroso público foráneo –procedente de los puntos más dispares de la geografía gallega pero con especial incidencia del llegado del entorno de Santiago, Pontevedra y Sanxenxo– se sumó al local desde primera hora de la mañana.

La Feira dos Froitos Vermellos ofreció fruta fresca y también productos elaborados con fresas, arándanos y frambuesas que el público pudo degustar.

Y no solo –aunque también para degustar las exquisiteces gastronómicas con las que le agasajaron los seis productores locales y foráneos de frutos rojos asociados a Berries Galicia que participaron en el evento y las tres firmas locales que presentaban sus creaciones con fresas, arándanos y frambuesas– sino también para comprar los frutos rojos de calidad que vendían directamente al público los productores. Las ventas marcharon tan bien que las existencias de producto fresco y elaborado se agotaron prácticamente antes de que se cumplieran las tres horas de feria.

Fugde de chocolate, pistacho y arándano de Biofruitgalicia. |

Cajita de galleta con fruta fresca de Pastelería Mimela.

Por eso, tanto el concejal de Promoción Económica, Óscar Durán, como el presidente de Berries Galicia, el estradense Ramiro Touceda, no pudieron ocultar su satisfacción por cómo había ido el certamen, al que incluso acudieron productores de otras zonas de Galicia interesados en asociarse a Berries Galicia para comercializar conjuntamente su fruta –como ya hacen los socios de este colectivo– en busca de nuevos mercados. Si la feria empezó pasadas las 10.00 horas, hacia las 12.30 tan solo se podían adquirir ya fresas. Los demás productos habían desaparecido como por arte de magia.

Adrián Crespo, de Carral, con su producción de fresa de genuino sabor natural.

Respecto de la feria de ayer, Touceda cifró en unos 200 kilos de fresa y 100 de arándano la fruta fresca despachada. También se vendió gran cantidad de producto elaborado. De ahí que los expositores consultados por esta Redacción a pie de feria se mostrasen muy gratamente sorprendidos por el éxito del certamen y abogasen por volver a celebrarla el año próximo. Visto el éxito de este año, traerán más existencias. Y previsiblemente abogarán por celebrarla antes.

Una degustación de productos elaborados abrió la mañana ayer en el Novo Mercado.

Dependiendo de la climatología, finales de junio o julio podrían ser meses más propicios para su celebración ya que le valdrían para promocionar sus productos en plena temporada. Ahora, esta ya está tocando a su fin.

Las firmas participantes sorprendieron gratamente al público. Río Ulla SAT de A Estrada y Adrián Crespo de Carral vendieron fresa fresca, fieles a su política de potenciar el sabor genuino de la fresa que personas adultas recordaban de su infancia.

La firma Biofruitgalicia cautivó con sus mermeladas de arándano y de esta fruta combinada con manzana y canela.

Por su parte, la firma local Biofruitgalicia –que produce arándano y manzana de mesa y de sidra en ecológico– sorprendió con sus mermeladas de arándano y de esta fruta con manzana y canela así como con su delicioso fudge (una especie de postre alemán ) de chocolate blanco con pistacho y arándano deshidratado. A su lado, en la bancada, Frutos Finca Tilleira de Salvaterra do Miño tentaba con arándano en fresco y con este fruto en empanada, magdalenas y pan así como con tarta de hojaldre con mermelada de arándano y manzanas.

Frutos Finca Tilleira de Salvaterra do Miño trajo a la feria arándano en fresco y también en empanada, en pan, en tarta de hojaldre o en magdalenas.

Y Os Arandiños de Vilalba ofreció arándano fresco y mermelada ecológica y triturado de arándano.

Os Arandiños de Vilalba presentaron su producción ecológica de arándanos y productos elaborados como mermelada y triturado de arándanos sin azúcar añadido.

Un gran éxito cosecharon también las firmas locales Pastelería Mimela, Maruxío y A Casa do Pan con sus especialidades. Mimela ofreció compota de fresas de Berres, cañas fritas rellenas de crema de fresa, galletones rellenos de crema de arándano ecológico, trampantojos que simulaban ser fresas y cajitas de galleta con fruta fresca (arándanos, fresas y frambuesa).

Mimela sorprendió, una vez más, con sus trampantojos de fresa.

Maruxío ofreció galletas con licor café y tarta de hojaldre. Y, finalmente, A Casa do Pan, dos deliciosas tartas de queso: una fresca y la otra al horno, con arándanos.

La firma estradense Maruxío convenció con sus deliciosas galletas de licor café. Bernabé / Javier Lalín