Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En busca del Laxeiro bondadoso

La bienal que hoy se inaugura en Lalín rescata la faceta más entrañable del artista

Cecilia Doporto y Debhra Daszkal, ayer, durante el montaje de la muestra pictórica laxeiriana en el Museo de Lalín. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Un total de 69 piezas artísticas, de las cuales 29 proceden de colecciones particulares, forman parte de la Bienal Internacional Pintor Laxeiro postpandemia. La doctora en Historia del Arte Cecilia Doporto comisaria esta muestra que hoy abrirá sus puertas al público en el Museo de Lalín y que se podrá visitar durante todo el trimestre. Doporto recuerda que “la bienal ya estaba proyectada de esta forma y no porque en 2022 sea el año de Laxeiro. Queríamos homenajearlo con las 40 obras que tenemos en el museo y con las que buenamente se pudieran reunir mediante préstamos particulares. Como la gente no acudió en un principio a la llamada fui yo en persona casa por casa, donde sabía que había Laxeiros inéditos y sin catalogar.” En este sentido subraya el hecho de que “la gente de Lalín ha sido muy generosa. Incluso hubo una persona que trajo fotografías y cartas de Laxeiro con el pintor de Vigo Luis Limés. Nos dejó todo el material sin problema ninguno. Para completar la exposición teníamos unos 28 cuadros que nos cedieron distintos particulares de Lalín en su mayoría inéditos, con lo cual es obra que aflora. Es más, cerrada la exposición y ya colgada, hoy (por ayer), llegaron dos personas que nos dejaron dos cuadros más, con lo que al final serán 29. Uno es un Calvario y otro un gaiteiro. Los dos muy bonitos”.

El hecho de que la Bienal Laxeiro de 2021 rescate piezas hasta ahora inéditas del artista universal lalinense para el gran público entronca con el trabajo que desde la fundación con sede en Vigo que lleva su nombre se lleva a cabo para la catalogación de su producción artística, sin descartar la posibilidad de poder vender alguna de las piezas a quienes quieran comprarlas. En este sentido, Cecilia Doporto desvela que “esta exposición servirá de base para la ampliación del catálogo universal del pintor lalinense que llevará a cabo la Fundación Laxeiro. La idea es que entren en esa relación definitiva de su producción artística porque también hay que decir que algunas de ellas se podrán adquirir puesto que muchos de los propietarios que las prestaron para esta bienal las han puesto a la venta y todo”.

El proceso de compilación de Laxeiros en la comarca dezana supuso un esfuerzo extra para la comisaria de la bienal internacional dezana. “Estuve en casas donde había hasta diez Laxeiros. No quise tampoco dejarles sin ninguna obra en las paredes porque me parecía un abuso. Elegí las que me parecieron más representativas. A la persona que más le cogí fueron tres cuadros, el resto fue de uno en uno. Suelen ser retratos y dibujos, entre otros”. Y preguntada por cuál es el cuadro que más le ha impactado en esta exposición, Doporto no duda para señalar que “de todos los que se pueden ver, ahora mismo me quedaría con una magnífica crucifixión preciosa. Incluso a los familiares de Laxeiro que nos la dejaron no les gustaba demasiado exponerla porque representa la muerte de Cristo y les parecía tétrica”.

Como siempre sucede en este tipo de acontecimientos artísticos, todas las obras están aseguradas durante los tres meses que permanecerán expuestas al público en el museo lalinense. “Pienso que va a ser una exposición en la que están representadas todas las edades pictóricas de Laxeiro desde 1930 hasta su muerte”, apostilla su comisaria. De todas formas, también advierte que “queda mucha obra laxeiriana por aflorar pero lo que pasa es que hay mucha gente que no la quiere dar a conocer. Son recelosos no sólo de dejar los cuadros, si no también a decir que los tiene por miedo a que les roben. Si hubiera un catálogo, a lo mejor los dejaban de buena gana pero nuestro catálogo sólo incluye las 40 obras que tenemos en el Museo Municipal de Lalín”.

Pero no todo han sido alegrías en la procura de piezas laxeirianas. Doporto también indica que “conozco una fonda donde tenían unos 500 dibujos de Laxeiro porque comía allí a diario y siempre les dejaba un dibujo hecho. Pensaron que no tenían valor y los tiraron todos a la basura. Hoy hubieran tenido una fortuna si los conservaran. También hay casas que tienen obra suya pero no saben exactamente dónde. Laxeiro era muy bondadoso y pagaba de la única forma que sabía, que era pintando o dibujando. Es una exposición entrañable para Deza porque se podrá ver al Laxeiro de casa, más cercano”.

Por último, la comisaria de la XV Bienal Internacional Pintor Laxeiro de Lalín asegura que lo que se pretende con este acontecimiento artístico es “dar a conocer la faceta de Laxeiro como persona que ayudaba a todos los artistas con futuro. Concretamente, a Limés le ayudó mucho porque para el pintor vigués Laxeiro era su maestro”.

Compartir el artículo

stats