Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Estrada deriva al IGVS a interesados en pisos protegidos para avalar su construcción

El plan parcial ligado al Mercadona reserva para el Concello 1.500 de los 9.000 metros cuadrados destinados a vivienda protegida | Es un terreno radicado detrás del cuartel

Las obras de urbanización de la bolsa de suelo ligada al plan de Mercadona en A Estrada avanzan a muy buen ritmo. | // BERNABÉ / JAVIER LALÍN

El Concello de A Estrada está derivando al Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) a las personas que le están haciendo llegar a la administración local su interés por adquirir vivienda protegida en el municipio. Es su modo de avalar una futura petición de construcción de viviendas sociales en la localidad estradense por parte del IGVS.

“No tenemos capacidad de pedir una apuesta del IGVS”, admite el edil de Urbanismo, Gonzalo Louzao, “si no existe demanda real de ciudadanos que se inscriben en el Rexistro de Demandantes de Vivenda” del citado instituto.

Por eso, explica, “a las personas que nos preguntan la encarrilamos por ahí”.Desde el gobierno local, añade, valorarían que se impulsase cualquier iniciativa de vivienda protegida, privada o pública. Gracias a la aprobación del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), indica, el Concello dispone de la “herramienta” idónea para impulsar desarrollos urbanísticos como el que se está efectuando para el desarrollo urbanístico de iniciativa privada que posibilitará el asentamiento de Mercadona en la bolsa de suelo de la villa comprendida entre la Avenida de Pontevedra, la calle Marín y la Avenida de Vigo, que el PXOM denominaba como Suelo Urbano No Consolidado (SUNC) R-06 pero que, en base a un acuerdo de la junta de gobierno local adoptado a finales del pasado mes de diciembre pasó a ser suelo urbanizable. Habría que esperar aun cuatro meses para que la firma del acta de replanteo –a la que asistieron Álvaro Nores y Juan Arnaiz de Iberian Retail Parks junto al alcalde José López– diese el pistoletazo de salida para unas obras de urbanización que están transformando por completo la bolsa de terreno afectada, cuya superficie ronda los 38.000 metros cuadrados, con un importante movimiento de tierras que está exigiendo la movilización de nada menos que 90.000 metros cúbicos de tierra.

El plan suma 15.000 metros cuadrados de edificabilidad residencial colectiva, de los que 9.000 serían para pisos protegidos. De ellos, 1.500 serán, por cesión, del Concello, a la que –de acuerdo con el plan establecido– se le cede una de las tres parcelas reservadas para vivienda protegida: la VC-4, que se habilitará tras la zona de aparcamiento existente en el cuartel de la Guardia Civil de A Estrada. En esos 1.500 metros cuadrados de superficie se concentrarán casi 3.000 de edificabilidad de iniciativa pública protegida. Estará muy cerca de la calle Marín pero no tendrá frente a esta calle porque se construirá detrás de una edificación ya existente, aunque separada de su parte posterior por una franja de zona verde que también le será cedida al Concello completamente urbanizada.

Compartir el artículo

stats