Los comerciantes de las comarcas despiden unas “flojas” rebajas de verano

De izquierda a derecha: Yolanda Mato, Alfredo González y Meritxell Silva

De izquierda a derecha: Yolanda Mato, Alfredo González y Meritxell Silva

C.R.

Con el mes de septiembre tocando a la puerta, la temporada de rebajas de la época estival cierra con un mal sabor de boca. Aún sumergidos en una situación de pandemia que parece que se alarga cada vez más, todavía no se ha dado la recuperación que muchos establecimientos esperan ansiosos. Aún pendientes de reunirse con sus socios, las asociaciones de comerciantes de las comarcas señalan que el balance de este período de descuentos es bastante flojo.

Señalan que el tiempo ha condicionado en buena medida las ventas de la temporada estival | En A Estrada, la campaña ha obtenido peores resultados que en el año anterior

La mayoría de comercios, sobre todo aquellos centrados en el textil y el calzado, se han visto condicionados por la inestabilidad meteorológica de este verano.

“Al pasar el 15 de agosto, la gente ya piensa más en el invierno”

Meritxell Silva

— Vocal DE AED

Meritxell Silva  - Vocal DE AED

Meritxell Silva - Vocal DE AED / Bernabé /Javier Lalín

“El tiempo tampoco nos ayudó mucho y ahora que hace calor, ya estamos prácticamente en invierno”, señala Meritxell Silva, vocal de comercio de la Asociación de Empresarios do Deza (AED). En esta misma línea se sitúan las demás asociaciones de la comarca. La presidenta de la Asociación de Pequenos Empresarios e Comerciantes de Vila de Cruces (APEC), Lupe Pampín, indica que “el calor ha llegado estos días, hasta ahora hacía frío y la gente así tampoco se animaba a comprar”. Lo que si destaca en esta ocasión es la presencia de visitantes que se acercan a los comercios de las localidades. “A nosotros nos funciona muy bien cuando llega gente de fuera, ya que con las fiestas y durante el mes de agosto, se acercan hasta aquí y compran”, añadía Pampín. Parece que durante estas últimas jornadas de agosto en la que el sol se asoma con fuerza, la campaña se ha recuperado un poco y en general sí que ha sido mejor que el año anterior. Aun así, comentaba que la temporada de invierno ya está ahí y las buenas temperaturas posiblemente paralicen de nuevo las ventas de la colección otoñal.

“El mes de julio no ayudó nada, ahora en agosto vamos liquidando cosas”

Yolanda Mato

— Presidenta de ECOS

Yolanda Mato -  Presidenta de ECOS

Yolanda Mato - Presidenta de ECOS

En otros núcleos de Deza, los resultados tampoco han sido mucho mejores. “Durante el mes de julio el tiempo no nos ha ayudado nada y ahora en agosto estamos liquidando algunas cosas”, indica Yolanda Mato, presidenta de la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Silleda(ECOS). En otros años, las buenas temperaturas de junio ya incitaban a acudir a los comercios, pero, en esta ocasión, hasta la entrada de julio y las rebajas, no se han dado tales condiciones. Precisamente el temor que expresan ahora es el calor que pueda hacer durante las próximas semanas.

“De lo que tenemos miedo es que, ahora que empezamos a recibir piezas de nueva temporada, va a venir el calor hasta tarde y también nos va a pasar factura”

Aunque ayudará a liquidar el verano, es posible que retrase considerablemente el arranque de la temporada de invierno, que tampoco ayudará en el balance de la campaña estival.

La vuelta al cole

Con la mirada puesta ya en el próximo inicio de curso, arranca poco a poco la campaña de la vuelta al colegio. Desde AED, Silva expone que “la gente ya está pensando en la vuelta a clase, picoteando ya cosas de nueva colección”. Especialmente los visitantes son los que deciden iniciar estas compras, ya que, de esta manera, al volver de vacaciones están preparados para la rutina. Bajo estas circunstancias, la venta ya está más centrada en la nueva temporada que en las rebajas.

“A nosotros nos funciona muy bien cuando llega la gente de fuera”

Lupe Pampín

— Presidenta de APEC

Lupe Pampín - Presidenta de APEC

Lupe Pampín - Presidenta de APEC

En Silleda, la situación es similar, mientras que en Vila de Cruces es bastante distinta. Lupe Pampín confesaba que “al hacer calor, la gente manda a los niños al colegio con la ropa de verano, no necesita nada de invierno”. En este caso está bastante parado, aunque, para los regalos a niños, sí se suele acudir a la colección de invierno.

“El año pasado fue mejor que este, la gente está bastante reacia”

Alfredo González

— Presidente de ACOE

Si bien el balance se califica como flojo desde la comarca dezana, en A Estrada la situación está en un mismo punto. Tal y como señala Alfredo González, presidente de la Asociación de Comerciantes de A Estrada (ACOE), “cada vez las rebajas se adelantan más, entonces el boom que había antes el 1 de julio con el inicio de las campañas tampoco se da”. La temporada ha resultado bastante regular, siendo incluso peor que la del verano pasado. “El año anterior, tras pasar mes y medio encerrados en casa, la gente salió con alegría y con ganas de volver a la vida normal”, mencionaba González, añadiendo que “este año vimos como seguimos en la misma situación y con mucha incertidumbre para el futuro, por lo que la gente está bastante reacia”. Comentaba también Yolanda Mato, de ECOS, que los cierres perimentrales en 2020 ayudaron a que la gente, como no podía desplazarse hasta las grandes áreas, compraba en el pequeño comercio. Ese punto a favor se ha echado en falta en esta temporada estival. Aun así, en A Estrada también ven ahora como se va notando la llegada de la vuelta al colegio, sobre todo en las librerías, donde el número de reservas está cogiendo un gran ritmo. 

Suscríbete para seguir leyendo