En los últimos 12 años, los juzgadores de la SD Piloño entrenaban en el campo de la SD Cruces porque el del casco urbano es de hierba sintética, mientras que el de la parroquia estaba sobre tierra. Los dos equipos se fusionaron ya en uno solo en junio del año pasado, pero eso no impide que varios jugadores recuerden con nostalgia el campo de su parroquia.

Imagen del campo tras las labores de desbroce.

Imagen del campo tras las labores de desbroce. Salomé Soutelo

Pero la nostalgia no impidió que el campo presentase hasta hace un mes una estampa de abandono, con tojos de varios metros de altura y algún que otro pino creciendo en el campo, como indica la teniente de alcalde, Mireya Otero. Por eso el concello durante las últimas semanas desbrozó la parcela, retiró las porterías oxidadas y también algún que otro resto de botella. Lo cierto es que desde que dejó de usarse, el campo fue víctima de actos vandálicos, como recuerda uno de los expresidentes de la SD Piloño, Albino Espiño. “El campo lleva años pendiente de un cierre. Ahí robaron los calentadores, parte del cierre y hasta la chapa de las gradas”, recuerda. Espiño agradece la limpieza del campo, pero se opone a que su uso, en un futuro, sea diferente al de la práctica de balompié, que es para lo que los vecinos vendieron los terrenos al Concello, hace más de 30 años.

Otero explica que el terreno se destinará a actividades deportivas, que se concretarán en un futuro. Y añade que es posible que vuelvan a colocarse porterías, pero en buen estado. El problema está en que los vecinos, los promotores del campo y la propia comunidad educativa del CEIP de Piloño (el colegio está próximo, pero los niños no podían usar el campo en los últimos tiempos por su estado) temen que el campo del extinto equipo de fútbol se destine a picadero de caballos, en vista de que hay algunos jinetes por la zona.

“Aquí hay algunos que hace un par de años ya querían meter caballos”, recuerda Espiño, quien pide un pleno para consensuar los nuevos usos de este terreno. Espiño, que durante 24 años fue presidente de la SD Piloño, no descarta recoger firmas para que el campo de fútbol siga funcionando como tal. Desde la oposición, el PP apunta que en su programa electoral ya había incluido alternativas de uso a estos campos, atendiendo así a las nuevas demandas de la sociedad.

Miguel Medela y Rafael Cuiña, en el campo de fútbol de Vilatuxe.

Retraso en la apertura de Vilatuxe

Y mientras en Piloño la retirada de porterías dio paso a la polémica, en Vilatuxe aún esperan a que alguien marque gol. Compromiso por Lalín recuerda que este campo tendría que haber abierto ya en Navidades. Miguel Medela lamenta el estado de la grada, cubierta de hiedras, y reprocha al gobierno local que no explique cuándo va a a poder utilizarlo tanto los equipos de veteranos como el de rugby, a escasas semanas del inicio de los entrenamientos.

Para el portavoz de CxL, Rafael Cuiña con esta actitud el gobierno parece “intentar desmerecer un proyecto” que nació durante el anterior gobierno.