El Concello de Silleda culminó las labores de puesta en valor de la Sobreira de Siador, ubicada cerdo del recinto del santuario saletino y protagonista en varias ocasiones del Día Mundial del Árbol. En 2017 con motivo del Día de los Bosques (el 21 de marzo) recibió la visita de la entonces conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato.

Gracias a una ayuda de la Consellería de Medio Ambiente para la conservación , protección y mejoras de los ejemplares incluidos en el Catálogo Galego de Árbores Senlleiras, Silleda pudo colocar en el entorno de la sobreira varias señales direccionales que permiten llegar al lugar de Penadagra, en el cruce junto a As Pedrosas y en el que va desde la PO-201 hasta el citado lugar. Los visitantes podrán además consultar un panel informativo que contiene datos sobre este ejemplar. Destacan, sobre todo, sus dimensiones: tiene un diámetro de 2,7 metros, a 1,30 metros de altura, una distancia de copa de 30 metros y un perímetro de 8.

La Sobreira de Siador tiene más de 500 años de antigüedad. La Dirección Xeral de Conservación da Natureza decidió incluirla en el mencionado catálogo en julio de 2009. Por ahora, es el único árbol del municipio que figura en este listado autonómico. La distinción, que acaba de cumplir 12 años, no solo supone una protección para el ejemplar, sino que puso de relieve su significación histórica y cultural en Silleda.

Imagen del ejemplar, cuya edad ronda los 500 años.

Antes de ser incluida en el catálogo y de acuerdo con el propietario de la parcela donde se asienta, Manuel López Rivas, el Concello procedió a adecentar la parcela y a colocar un cierre de madera, además de instalar ya entonces dos paneles informativos con las principales características de este alcornoque. Desde esa distinción en 2009, el Concello realiza de forma periódica labores de mantenimiento y limpieza de la finca. La más reciente fue durante el año pasado, con la retirada de laureles que comenzaban a crecer por el entorno.