Sorogoyen regresa a Sabucedo. El cineasta visitó esta parroquia de A Estrada en 2019 como fuente de inspiración para un nuevo proyecto cinematográfico. El ganador del Goya al mejor director y al mejor guión original en 2018 por El Reino, vuelve en este 2021 para tomar imágenes del curro para su próxima película, Las Bestias. “Sabucedo se va a ver en todo el mundo. Haremos todo lo posible para que se vea como una Fiesta de Interés Turístico Internacional con las cosas bien hechas”, apuntó el presidente de la asociación Rapa das Bestas, Paulo Vicente. Lo hizo en el marco de la presentación de presente edición de esta fiesta en la Diputación de Pontevedra, cuya presidenta, Carmela Silva, brindó públicamente su apoyo a esta tradición centenaria. “La Rapa es mucho más que una tradición de 400 años, lo cual ya es decir mucho: es una apuesta por mantener vivo un entorno natural que es una maravilla, de un valor material e inmaterial incalculable” dijo Silva. Acompañada por el diputado Santos Héctor, el edil de Cultura de A Estrada, Juan Constenla, y representantes de la asociación organizadora, la presidenta provincial calificó a Sabucedo como “un núcleo rural mágico”.

Presentación de la presente edición de la Rapa das Bestas de Sabucedo, en la Diputación.

Carmela Silva exaltó la Rapa subrayando que “nos sitúa como provincia en todo el mundo, con imágenes de Sabucedo en las mejores revistas y canales de televisión, y en los cines”. “Este éxito es posible gracias al trabajo de la asociación, un trabajo imprescindible para la provincia”, remarcó. Y, en términos de proyección, la película de Sorogoyen es todo un activo, como lo es el hecho de que una productora de Nueva York tenga previsto visitar Sabucedo durante la fiesta de este año para grabar un documental, o que un equipo de un canal checo de televisión haya también comunicado su deseo de dar cobertura al evento.

Apoyo a las demandas de Rapa das Bestas

Con todo, las condiciones sanitarias exigen una reducción tanto en el número de personas que podrán disfrutar de los dos curros de este año –extemporáneos, ya que lo habitual es que se celebren el primer fin de semana de julio– como en el número de profesionales de la comunicación que podrán dar testimonio de ellos.

En el marco de la presentación de la fiesta, prevista para el último fin de semana de este mes, la presidenta de la Diputación expresó su apoyo a las demandas transmitidas por Paulo Vicente, que lamentó las plantaciones en los lugares en los que se alimentan los caballos, el furtivismo y robo de animales o los proyectos para instalar parques eólicos en las zonas que conforman el hábitat de esta cabaña. El presidente de Rapa das Bestas pidió también el apoyo económico de las administraciones públicas ante las pérdidas sufridas por el impacto de la pandemia, así como para el cuidado de la cabaña.

“Tomo nota, porque son reclamaciones justas”, apuntó Carmela Silva, para seguidamente añadir que la Diputación “apuesta por la Rapa, para aportar más y para exigir a otras administraciones que cuiden el patrimonio todo el año”. La propia presidenta reclamó una planificación energética que no perjudique a estos caballos. “Hacéis un trabajo inolvidable. Gracias por este 2021 en el que ampliáis actividades y por estar preparando el 2022, en el que vamos a recuperar toda la grandeza”, apuntó.

Un tercio del aforo para ver los dos curros

“El último año y medio fue muy difícil,”, reconoció ayer el presidente de Rapa das Bestas, Paulo Vicente Monteagudo. Se refirió a la pandemia, a la suspensión de la fiesta en 2020 y al regreso de esta tradición este año –los días 27, 28 y 29 de agosto– entre restricciones necesarias. “Tomamos todas las medidas para hacerla con seguridad. Vamos a vender entradas con un tercio del aforo del curro, celebraremos actividades culturales con 80 personas sentadas en cada una y atenderemos a la gente con todo el cariño”, explicó.

El dirigente de esta asociación estradense pidió el apoyo de las administraciones, subrayando que resulta “clave para mantener el entorno, las rozas y los puestos de trabajo que permiten atender a unos animales en riesgo de extinción” .”Tenemos que conservar el caballo gallego de monte, que es fundamental para Galicia”, defendió Vicente.

El edil de Cultura, Juan Constenla, aprovechó su participación en esta presentación para tender su mano a la asociación y reconoció que su trabajo no es solo organizar la fiesta, sino también cuidar a los caballos todo el año en el monte. “Va a ser una Rapa singular, pero era necesaria para el mantenimiento de la cabaña. Deseamos que sea, una vez más, un lugar donde la gente pueda disfrutar de esta fiesta internacional”, declaró.

Después de la Gala da Rapa das Bestas en la noche del jueves 26, el viernes 27 será la subida al monte para reunir a los caballos en la tradicional “Baixa”. El primer curro del año llegará el sábado 28, a las 18.00 horas, después de ir a buscar a los caballos al cierre (12.00). El segundo y último será el domingo, a las 12.00.