Los servicios de extinción de incendios tuvieron que desplazarse en la tarde de ayer al lugar de San Martiño, en A Ponte, Forcarei, para sofocar un incendio declarado en un galpón utilizado por su dueño para guardar los rollos de paja. El combustible que había en su interior complicó las labores de extinción a los bomberos desplazados pero finalmente lograron controlarlo con daños mínimos.

El parque intercomarcal de bomberos de Silleda recibió el aviso del incendio en torno a las 4.45 horas. Hasta allí se desplazaron con una motobomba nodriza y una bull, una motobomba pequeña que utilizó también el servicio de Emerxencias de A Estrada desplazado al lugar. Mientras llegaban el dueño de la finca consiguió sacar algunos de los rollos de paja que tenía en el interior del galpón con una excavadora, aunque finalmente tuvo que darse por vencido ante el avance de las llamas. Los primeros en llegar al lugar fueron sin embargo dos motobombas de medio rural, que cuentan con una base cercana al incendio.

Una vez en el punto, los bomberos fueron controlando el avance de las llamas, logrando evitar que se propagasen hasta la nave anexa y que afectase a vehículos. A pesar de lo aparatoso del incendio en ningún momento peligró la salud de las personas.

En el lugar también estuvieron efectivos de Protección Civil de Forcarei.