La teniente de alcalde y concejala de Política Social de Lalín, Paz Pérez Asorey, junto a las técnicas responsables del servicio Concilia, mantuvieron en el día de ayer una reunión con las asociaciones de madres y padres (Anpas). Fue una primera toma de contacto con una doble finalidad: por un lado, valorar el desarrollo de esta iniciativa que tiene como finalidad facilitar la conciliación de la vida familiar, personal y laboral; por otro, analizar nuevas posibilidades para llevar adelante este programa, una vez que termine el contrato que el Concello tiene vigente, a mediados del próximo mes de noviembre. Los responsables municipales y las Anpas acordaron volver a encontrarse en el mes de septiembre para concretar más detalles.