Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presentan 440 alegaciones contra los parques eólicos de A Estrada y Forcarei

La asociación Alarma en Terra de Montes es la promotora de una iniciativa avalada por un equipo de juristas | Se centra en los parques de Siroco, Tramontana y As Penizas

Momento de la entrega de las alegaciones en la mañana de ayer.

Momento de la entrega de las alegaciones en la mañana de ayer.

La asociación Alarma en Terra de Montes continúa adelante con su lucha por evitar la implantación de los nuevos parques eólicos proyectados en los municipios de la comarca y otros limítrofes. En la jornada de ayer, sus integrantes, con el presidente de la asociación de montes de Liñares y Mamoa (en el límite entre A Estrada y Cerdedo), Armando Fontenla, como representante, recorrieron los consistorios de A Estrada, Forcarei y Campolameiro para presentar un total de 440 alegaciones contra dichos parques eólicos.

Estas alegaciones se centran principalmente en los parques eólicos de Siroco y Tramontana, de nueva creación, pero también a la ampliación prevista para la zona de As Penizas, en Castrelo, el límite entre Forcarei y Cerdedo. Esta asociación ya se movilizó contra la “invasión eólica” con más de 3.000 alegaciones a estos proyectos, fruto de la movilización vecinal en la zona. Ahora, y justo un día antes de que finalizase el plazo para presentar alegaciones, presentaron el fruto de un arduo trabajo de investigación y recopilación de datos en contra de estos parques eólicos. Para llevarlo a cabo contaron además con el apoyo a nivel legal de la Universidad de Santiago, con un importante equipo de juristas.

El secretario de la asociación Alarma en Terra de Montes, Eusebio Rey, reconoció que fue un trámite complicado, debido a que todas las alegaciones contaban con una larga extensión, algo que puso en aprietos a los departamentos de intervención de los diferentes concellos que visitaron. El directivo desgranó además algunas de las líneas defendidas en estas alegaciones para intentar impedir la puesta en marcha de estos parques. “No estamos en contra de las energías renovables, estamos en contra de esta desfeita que se está llevando a cabo sin que los concellos digan nada”, lamentó.

Eusebio Rey destacó que estos molinos suponen una “agresión a las personas y mediambiental”, con unas consecuencias que se desconocen, al utilizar torres que fueron pensadas para emplearse en el mar. “En Galicia no hay parques eólicos tan potentes. Ni se les acercan. Los más potentes van de 2.500 a 3.000 pero estos son de 5.600”, manifestó. Además, su altura se multiplica, pasando de unos 75 metros a 200. El secretario señaló que estos molinos tendrán una influencia ambiental evidente pero también a nivel social, afectando por ejemplo al observatorio de As Casetas en Forcarei, a la Rapa das Bestas o al Camiño da Geira e dos Arrieiros.

Compartir el artículo

stats